EUROPA DEBE CONFIAR MÁS EN SU CRISTIANISMO

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 15 febrero 2012 (ZENIT.org).- Con motivo del trigésimo aniversario de las relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y el Reino Unido, una delegación de ministros del gobierno del Reino Unido llegó ayer a Roma para una visita en el Vaticano.


La baronesa Warsi, tras destacar las buenas relaciones diplomáticas que existen entre la Santa Sede y el Reino Unido, recordó la visita de Benedicto XVI a Londres como un "momento histórico, importante e inolvidable".

La ministra señaló que "para promover la armonía social, la gente tiene que sentir más fuerte su identidad religiosa y tener más confianza en sus creencias religiosas". La propia Europa debe “confiar más en su propio cristianismo".

Refiriéndose a la enseñanza del santo padre, la baronesa Warsi, dijo: "No podemos erradicar las bases cristianas de Europa del desarrollo de nuestras naciones, así como no se puede eliminar las torres y pináculos de la vista de nuestras ciudades.

Antiguamente "se derramó mucha sangre en el nombre de la religión", es "un error anular el rol de la religión de nuestro continente."

La ministra contó su propia historia como hija de inmigrantes paquistaníes, señalando el debate sobre las desigualdades raciales que caracterizaron a los años 70 y 80. Y después del 11 de setiembre, el debate "ha pasado de la raza a la religión", dijo.
...
La ministra de origen paquistaní ha destacado el papel de la Iglesia católica en muchas circunstancias históricas delicadas, desde la caída del comunismo, la mediación por la paz en Irlanda del Norte, hasta el alivio de los desastres naturales tales como el terremoto en Haití o las inundaciones en Pakistán.
...
El diálogo interreligioso, en opinión de la baronesa Warsi, quien citó el documento Nostra Aetate, es un paso adelante en la aceptación mutua entre las diferentes religiones, no para "debilitar nuestra fe, sino para fortalecerla".

Compartiendo con el santo padre el llamado a un retorno de la religión en el debate público, la ministra británica llegó a la conclusión de que: "Nuestros estados tienen mucho que enseñar y mucho que aprender unos de otros y espero -- de hecho, confío--, que otros estados se unirán a nosotros en este camino".

Fuente: Zenit.org

Nota dezpierta: Vemos cómo los personajes públicos hacen cada vez más hincapié en la importancia de la religión en el terreno de la política y las finanzas.

Es increíble ver a una musulmana, que vive en un país de mayoría anglicana y lleva a sus hijas a un colegio anglicano, reconocer la autoridad del Papa, diciendo que su visita a Inglaterra fue un "momento importante, histórico e inolvidable", citando una declaración del Concilio Vaticano II y admitiendo que el cristianismo católico mejoró Europa en la Edad Media.

Es difícil saber cómo vivieron exactamente las gentes durante el reinado del catolicismo durante 1260 años en Europa, pero me cuesta imaginar que el oscurantismo, el mercadeo de las bulas papales, la amalgama entre la iglesia y el estado, la "Santísima Inquisición", etc, por no hablar de una religión totalmente ininteligible, con misas en latín, obligatoriedad de confesión a curas que guardaban la información confesada para utilizarla para perjuicio del confesado, hayan podido beneficiar en algo a la cultura europea.

El cristianismo no es nada de lo que aconteció durante el imperio de la Roma papal, que duró hasta la revolución francesa y que hoy comienza a recuperar el poder perdido por medio de la lucha moral.

Es cierto que se derramó mucha sangre en nombre de la religión, pero no fueron los verdaderos cristianos los que la derramaron sino aquellos que se habían autonombrado únicos poseedores de la verdad y los fanáticos que se agarraron a la reforma protestante para atacar al poder opresor del catolicismo.

Tristemente, esa sangre derramada en Europa fue derramada por aquellos a los que los ministros del Reino Unido rinden loor. Por tanto, ¿volveremos a ese cristianismo medieval?

Seguro que sí, está profetizado.

"Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?" (Apocalipsis 13:3,4)

El mundo se rinde de nuevo a los pies del Vaticano, pronto veremos su herida sanada y sus fuerzas restauradas. Por eso es necesario salir de Babilonia, salir del sistema construido en base a este cristianismo apóstata que el mundo político defiende y anhela.

Que Dios nos ayude para prepararnos espiritualmente.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Dezpierta es cierto que Jesús nació en el 4 reino es decir las piernas de hierro de la estatua? y si me pudieras explicar la otras parte de la estatua los pies que son una mescla..no se si tiene relacion con la iglesia o el vatinano.

Gracias

Anónimo dijo...

Si, Jesus nacio en el cuarto reino y nosotros estamos ahora viviendo en los pies de las estatua, es decir la Roma imperial se dividio en 10 reinos, porque las tribus barbaras fueron las que dividieron e hicieron caer el imperio romano; esas tribus fueron los vandalos,, visigodos, ostrogodos, lombardos,herulos etc 10 en total que son los que compones ahora la Europa como lo es Espana,francia,italia,alemania,inglaterra,portugal,suecia, cada uno de esas naciones se derivo de una tribu, asi por ejemplo: Espana proviene de la tribu de los Visigodos, Italia de los lombardos, etc ,sin embargo hay 3 tribus que fueron eliminadas y barridas y exterminadas por el cuerno pequeno que se levanto entre medio de los 10 cuernos que son los mismos 10 dedos de la estatua, aqui tienes que ir a las bestias,que vio daniel en vision, porque la cuarta bestia espantosa y terrible representa tambien al cuarto poder que es Roma Imperial la de los cesares en el tiempo en que nacio Jesus, esa bestia tenia 10 cuernos que son los mismos 10 dedos de la estatua que son las mismas 10 tribus barbaras que dividieron el imperio romano,pero de entre los cuernos se levanto un cuerno que se engrandecio hasta el ejercito del cielo y ese cuerno tenia ojos y boca como de hombre y hablaba grandezas y blasfemias y ese cuerno derribo a 3 cuernos para para poder establecese El, esos cuernos que derribo fueron los Herulos, los vandalos y los ostrogodos, fueron eliminados del mapa, ninguna nacion salio de ellos. Ahora tu pregunta que si los pies tiene relacion con el Vaticano, claro que si y mucho, pero tienes que ir a la vision de las bestias porque alli es donde se amplia mas la profecia, y a como te decia que ese cuerno pequeno que se levanto y derribo a 3 cuernos, ese cuerno pequeno habria de dominar al mundo por 1260 anos, esa fue la epoca de la edad media o edad oscura en donde la roma papal ponia reyes y quitaba reyes, fue la epoca de la Santa Inquisicion, y ese cuerno pequeno recibiria una herida mortal dice la biblia, la recibio cuando Napoleon se llevo preso al papa y lo mando al exilio y alli termino su hegemonia de 1260 anos, para dar paso a otra etapa de la profecia donde entra en juego los estados unidos de norteamerica, alli te tienes que ir a estudiar las bestias de apocalipsis 13,sin embargo la herida mortal iba a ser sanada dice la profecia y ese cuerno va a volver a perseguir a la iglesia en conjunto con la bestia que es como un cordero pero que habla como dragon, que es nada mas y nada menos que los EE UU de norteamerica que es el que formara la imagen de la bestia y hara que todos los moradores de la tierra adoren a la primera bestia cuya herida mortal fue sanada dice apocalipsis 13: 11-18. Asi que mi querido hermano(a)estamos viviendo los pies de la estatua, justo a entrar a la union de las dos bestias de apocalipsis 13.

Anónimo dijo...

Excelente Gracias Ahora estoy más al tanto y es que me encanta esta profecía por que nos lleva hasta la actualidad yo no soy muy entendido pero mi afán es por saber cómo se van e irán desarrollando los acontecimientos según lo que me explicas con apocalipsis 13 y seguido...

si pudieras explicarme un poquito más si no hubiera molestia claro porfa..

Gracias

Dezpierta dijo...

Bueno, quiero dar las gracias al anónimo que ha respondido por mí de manera excelente.

Como él dice, la visión de la estatua de Nabucodonosor se corresponde con la visión de Daniel de las 4 bestias.

"Estas cuatro grandes bestias son cuatro reyes (o reinos) que se levantarán en la tierra". (Daniel 7:17)

Veamos qué dice el texto:

"...tú eres aquella cabeza de oro. Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra. Y el cuarto reino será fuerte como hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo. Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro, será un reino dividido; mas habrá en él algo de la fuerza del hierro, así como viste hierro mezclado con barro cocido". (Daniel 2: 38-41)

Como dice el mismo texto bíblico, la cabeza de oro corresponde a Babilonia, de la misma forma que lo hace el león con alas de Daniel 7.

Curiosamente, a parte de porque lo dice el texto, en las ruinas de Babilonia se pueden ver leones, casi siempre con alas.

Después el texto dice que se levantaría un reino inferior que está representado por la plata y que es representado por el sueño de Daniel como un oso, levantado de un costado más que de otro, que correspondería a imperio Medo-Persa.

Como ya sabrás, los medos y los persan se unieron, pero al poco tiempo, los persas dominaron el imperio. Por eso lo de un costado más alto que otro. Otra curiosidad son las tres costillas que llevaba el oso en la boca, que podrían corresponder a los tres territorios conquistados por este imperio: Egipto, Lidia y Babilonia.

El tercer reino, que hace referencia a Grecia, es representado por el bronce en la estatua y por un leopardo de cuatro cabezas y cuatro alas.

Curiosamente el bronce era el metal utilizado por los soldados del ejército griego para la confección de sus armaduras. El leopardo con cuatro alas representa la velocidad de conquista que tenía el Imperio de Alejandro Magno y sus cuatro cabezas corresponden a las cuatro partes en las que se dividió el reino tras la muerte de Alejandro. Los cuatro generales que encabezaron esas divisiones fueron: Casandro, Ptolomeo, Lisímaco y Seleuco.

Pofecía que, además, se complementa con la dicha en Daniel 8:

"El macho cabrío es el rey de Grecia, y el cuerno grande que tenía entre sus ojos es el rey primero. Y en cuanto al cuerno que fue quebrado, y sucedieron cuatro en su lugar, significa que cuatro reinos se levantarán de esa nación, aunque no con la fuerza de él". (Daniel 8:21,22)

Continúa...

Dezpierta dijo...

Después del reino de bronce, tenemos al reino de hierro que corresponde inequívocamente al imperio romano. También es curioso que los romanos incorporaron el hierro a sus armaduras.

El imperio de hierro fue también representado por Dios en la visión de Daniel como una bestia espantosa, con dientes y garras de hierro que destrozaba todo a su paso.

Los imperios anteriores conquistaban sin destruir el patrimonio de las tierras conquistadas, pero implantaban su cultura y su lenguaje, pero Roma arrasaba a su paso con todo y construía sus propias ciudades.

De la misma forma que el último reino son los diez dedos de hierro y barro, la visión de las bestias de Daniel termina focalizándose en los diez cuernos de la última bestia espantosa.

Esos diez cuernos, como ha dicho el anterior anónimo corresponden a los diez reinos en los cuales se dividió el imperio romano.

En Daniel 7 nos dice que de esos diez cuernos (reinos) surgió otro después de que tres cuernos fueron arrancados. Esos tres cuernos fueron tres reinos que defendían el arrianismo, que consiste en no creer que Cristo es Dios (igual que los Testigos de Jehová).

Esas tres tribus, los vándalos, los ostrogodos y los hérulos, fueron aplastadas por Justiniano I y entonces surgió ese cuerno pequeño, que corresponde al papado.

Para más información, por favor, lee mi nota en el siguiente artículo:

http://dezpierta.blogspot.com/2011/07/publican-el-libro-ecumenico-de-difusion.html

Si te interesa mucho el tema, puedes leer uno de los libros que hablan sobre esto, te recomiendo "Secretos de Daniel" de Jacques B. Doukhan.

Espero haberte ayudado. Que Dios te bendiga.

Anónimo dijo...

Amigo dezpierta gracias por tu explicación mi gran duda es: los adventistas ven al cuerno pequeño (como el anticristo???)si es así entonces el anticristo para los adventistas es una sistema el sistema del papado en el vaticano estoy en lo correcto o no. Y también piensan que este sistema(anticristo)ya está obrando en el mundo??? Y me parece una posibilidad

Ahora con respecto alos evangélicos ellos al parecer piensan que el cuerno pequeño(anticristo)esta pronto a levantarse y que este va a ser un hombre ya que según los adventista ellos excluyen de esto al vaticano bueno me corriges si estoy equivocado.
Como te dije y sin ofender lo que quiero es cerrar mi confusión y mi pregunta seria porque veo yo que la biblia habla de un hombre como un anticristo por venir..
dice algo así como cuando se manifieste el "hombre” de pecado el hijo de perdición..

Si me puedes aclarar porfa quiero tener tu versión y si no hay problema en esto....Gracias

Dezpierta dijo...

Veamos, anticristo es todo aquel que niega a Cristo o pretende ocupar su lugar. Entonces, en base a eso tanto el papado que se ha erigido como representante de Jesucristo en la tierra, como el mundo judío o como el mundo ateo, todos son anticristos.

"...y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo". (1 Juan 4:3)

"Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo". (1 Juan 2:18)

Como dice Juan, la obra del anticristo comenzó a obrar después de la aparición de Cristo.

Evidentemente, el cuerno pequeño es anticristo, pero si preguntas por el Anticristo con mayúscula, yo particularmente creo que el mismo Satanás imitará la venida de Jesús y se hará pasar por él.

"Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; 9 inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, 10 y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos". (2 Tesalonicenses 2:8-10)

El cuerno pequeño ya surgió, el cumplimiento de la profecía es más que evidente y es una realidad indiscutible:

- Surge de Roma (la cuarta bestia)
- Surge de entre los diez cuernos (las tribus germánicas)
- Surge después de arrancar a tres cuernos (destruye las tribus arrianas)
- Hace guerra contra los santos y los persigue (persecución de herejes, protestantes,etc.)
- Pensará en cambiar los tiempos y la Ley (calendario gregoriano y cambio de día de reposo de Sábado a domingo)
- Dominio de tiempo, tiempos y medio tiempo (tres años y medio proféticos= 3,5 años x 360 días= 1260 días proféticos).
Dominio del papado desde 538 d.C. hasta 1798. (1260 años clavados)

No sé si la mayoría de los evangélicos piensa que el anticristo está por venir, pero lo que sí es cierto es que aunque dicen no respetar la autoridad del papa, adoran o reposan el día que la institución papal estableció.

Hoy en día no es políticamente correcto llamar anticristo a nadie y mucho menos al papa.

El catolicismo ha sabido encauzar la interpretación profética diciendo que ese cuerno pequeño fue Antioco Epífanes, y el protestantismo que, no olvidemos, salió del catolicismo, no ha sabido desembarazarse de algunas engañosas doctrinas e interpretaciones. Ejemplos de ello son las creencias sobre la inmortalidad del alma, la existencia eterna del infierno...

La razón por la que Antioco Epífanes no pudo ser el cuerno pequeño, o la abominación desoladora como la llama Jesús...

"Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda)..." (Mateo 24:15)

... es, en primer lugar, porque Antioco fue antes que Jesús y en segundo lugar porque Antioco pertenece al imperio griego y el cuerno pequeño pertence al romano.

Por tanto, ¿aparecerá Satanás haciéndose pasar por el Mesías esperado? Creo que sí. ¿Es ese el Anticristo? Sí, ése es el inicuo del que habla Tesalonicenses. ¿Dice que es un hombre? No.
¿Son ese Anticristo y el cuerno pequeño la misma persona? No.

Espero haberte ayudado. Sigue preguntando si tienes más dudas.
Que Dios te bendiga.

Anónimo dijo...

Gracias..

Anónimo dijo...

"Estamos en el horno" dijo Satanás !!!

Anónimo dijo...

Hola! Dezpierta estoy de acuerdo en lo que dices, pero te dejas un punto de la profecía importantísimo y crucial para la historia del cristianismo! Que fué la division del imperio romano representado en los pies de la estatua por el barro y el cobre!! Aleaciones totalmente incompatibles como lo son el romanocatolicismo o el papismo, y la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa! Para nosotros los Ortodoxos hay varios puntos de la doctrina papista que consideramos una herejía igual que rechazamos absolutamente la infalibilidad del Papa!
Saludos y que la increada Divina Jaris de CristoDios os ilumine!

Dezpierta dijo...

Estimado amigo ortodoxo, lo que dice la profecía de Daniel es que los pies eran de hierro y barro cocido. No hay cobre por ninguna parte.

"La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce; sus piernas, de hierro; sus pies, en parte de hierro y en parte de barro cocido". (Daniel 2:32,33)

Es cierto que la aleación es imposible, pero el hierro sigue representando a Roma y el barro representa posiblemente a la iglesia, es decir, es una mezcla entre la política y la religión, por tanto, esa mezcla es el catolicismo que impregna a esos diez reinos que conforman el nuevo imperio europeo.

La interpretación es inequívoca. Sería interesante que describieras un poco las creencias básicas de la religión ortodoxa.

Que Dios te bendiga.

Anónimo dijo...

Los primeros dos Concilios, Nicea I (325) y Constantinopla I (381), establecieron los fundamentos de la teología ortodoxa al adoptar la declaración conocida comúnmente como Credo de Nicea. Esta fórmula estableció el principio básico del Trinitarismo, que declara la igualdad substancial de Dios Hijo con Dios Padre, específicamente en refutación del arrianismo.

El tercer Concilio, de Efeso (431), rechazó el Nestorianismo al afirmar que en Cristo lo divino y lo humano se unieron en una sola persona, el Logos "Verbo" hecho carne. En su embate más importante esta afirmación fijó la premisa de la Cristología ortodoxa; también sentó las bases para el desarrollo de la doctrina referente a Maria. En tanto que el Cristo era Dios encarnado, la Virgen era (Teótokos, "portadora de Dios"), no simplemente madre de un ser humano corriente. Consecuente con esta declaración la Ortodoxia expresó gran respeto por María, postulando su virginidad perpetua y vida sin pecado, pero continuó escéptica de los dogmas católicos posteriores, de la inmaculada concepción y de la asunción.

Los tres Concilios siguientes, Calcedonis (451), Constantinopla II (553), y Constantinopla III (680) enfrentaron en su desarrollo la herejía del monofisismo, definiendo aún más para los ortodoxos su Cristología, según la cual en la única persona de Cristo hay dos naturalezas completas, la humana y la divina, incluyendo dos voluntades.


La dimensión teológica del cisma con el catolicismo occidental se basó sobre todo en el rechazo ortodoxo a la pretensión de Roma respecto de que su obispo era el sucesor único de Pedro.

El más célebre motivo de controversia entre la Ortodoxia y la teología occidental surgió con la inserción de la cláusula del filioque en el credo de Nicea poco después del siglo VIII. Además de rechazar esta interferencia no conciliar a los decretos de los Padres, la Ortodoxia vio en la afirmación de que el Espíritu Santo "procede del Padre y del Hijo" la suposición de dos principios originarios dentro de Dios que niegan la integridad de la Trinidad considerando tal afirmación una herejía.

Anónimo dijo...

En la denuncia de las demás cuestiones doctrinales en las que se podrían identificar innovaciones católicas, la Ortodoxia ha sido menos firme que en la del filioque. Sobre el estado de las personas después de la muerte, la Ortodoxia rechaza la noción del purgatorio como lugar distinto al cielo y al infierno. Al mismo tiempo concede que hay un período intermedio de dolor temporal en el cual los destinados al cielo hacen penitencia por sus pecados; más aún, la plena bienaventuranza, incluso para los santos, no se alcanza hasta después del juicio final de Cristo. Por consiguiente, la oración por los muertos puede ser eficaz. Siguiendo la resolución occidental del dogma de la presencia real en la Eucaristía, los ortodoxos adoptaron la traducción literal de "transubstanciación" al griego (metousiosis). Pero en una distinción que tuvo implicancias teológicas y litúrgicas, la Ortodoxia insistió en que el milagro de la transformación no ocurre con la pronunciación del celebrante de las palabras "Este es mi cuerpo", sino por la invocación del Espíritu Santo en la epíclesis "envía Tu Espíritu Santo para que haga que el pan sea el cuerpo de Tu Cristo". Esta diferencia indica la sensibilidad de la Ortodoxia al Espíritu, que ha sido mayor que la generalmente evidente en occidente.

La doctrina ortodoxa distingue muy claramente de todas las demás teologías. Según nuestra doctrina la iglesia visible es el cuerpo de Cristo, una comunión de creyentes encabezada por un obispo y unida por la Eucaristía, y en la que permanece Dios; como tal, aunque los miembros individuales son pecadores falibles, la iglesia se estima infalible. Esta Iglesia verdadera es por definición la iglesia ortodoxa, que es "una, santa, católica y apostólica", de la que están separadas otras iglesias, es decir, la Iglesia abarca a los creyentes que permanecen en membrecía con, y sumisión a, el concierto de patriarcados históricos, Jerusalén, Antioquía, Alejandría, Constantinopla y Roma. (Cuando Roma se separó del conjunto, Moscú asumió como miembro de la pentarquía, aunque el puesto de Roma le sigue reservado para que lo reasuma si renuncia a su obstinación.)

Basándose principalmente en Dionisio el pseudo-Areopagita, autor del siglo VI, los ortodoxos insistieron en que Dios en su naturaleza está más allá de cualquier comprensión. Los seres humanos no pueden saber nada sobre el ser de Dios, y por lo tanto todas las afirmaciones teológicas deben ser de forma negativa, o apofáctica: Dios es inmutable, inamovible, infinito, etc. Incluso una afirmación aparentemente positiva sólo tiene significado negativo; por ejemplo, decir "Dios es espíritu" es en realidad afirmar su incorporalidad. La teología, entonces, no es una ciencia de Dios, lo que es imposible, sino su revelación. Lo que se sabe de Dios no es necesariamente cierto sino que es lo que El elige divulgar, aunque en ese sentido es de hecho conocimiento verdadero.


Siento haberme extendido tanto! Saludos y que la divina Jaris de Dios te ilumine!!

Anónimo dijo...

Si quieres te puedo explicar también las principales diferencias de la Iglesia Católica Romana (papismo) y la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa.

Un saludo y felicidades por el blog!

Dezpierta dijo...

Estimado amigo, como podrás comprobar a lo largo del blog, nuestra opinión sobre la "divinidad" de María que le otorga un importante sector del cristianismo, o la concesión del título "madre o portadora de Dios" nos parece una verdadera aberración, un intento por entrelazar con el creador a la criatura y una inclusión de la figura de Isis o Semiramis en el culto que sólo merece la divinidad compuesta por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

María no es la madre de Dios, no posee virginidad perpetua, porque dice el texto que José la conoció después de dar a luz a Jesús.

"Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer. Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre JESÚS". (Mateo 1:24,25)

Y por supuesto, María no tuvo una vida sin pecado, puesto que ella misma reconoce de la necesidad de un Salvador:

“Engrandece mi alma al Señor…declara ella misma…y mi espíritu se alegró en Dios mi Salvador.” (Lucas 1: 46-47).

Con respecto a las doctrinas del cielo y el infierno, también puedes ver que desde el blog consideramos erradas estas interpretaciones o estas influencias del paganismo.

No existe una recompensa o castigo inmediatos al morir. La Biblia gira en torno a la promesa de la resurrección.

"Que el Cristo había de padecer, y ser el primero de la resurrección de los muertos, para anunciar luz al pueblo y a los gentiles". (Hechos 26:23)

"Varones hermanos, yo soy fariseo, hijo de fariseo; acerca de la esperanza y de la resurrección de los muertos se me juzga". (Hechos 23:6)

"Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero". (Juan 11:24)

"y serás bienaventurado; porque ellos no te pueden recompensar, pero te será recompensado en la resurrección de los justos". (Lucas 14:14)

"Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida". (1ª Corintios 15:21-23)

Estimado amigo, como puedes ver, la Biblia está plagada de referencias a la segunda venida de Cristo y a la resurrección de los muertos en ese momento.

"Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años". (Apocalipsis 20:6)

Y no tiene sentido la oración por los muertos porque seremos juzgados exclusivamente por nuestra vida y nuestra honradez de corazón.

¿Sería justo que un ateo altruista se perdiera porque nadie ora por él mientras que un asesino católico se salvara por las oraciones de sus familiares? Eso es tan absurdo que duele pensarlo.

Estimado amigo, queda muy exótico (al menos a mí me lo parece) decir que no se respeta la autoridad del papa, mientras que se aceptan las mentiras de los fundadores del catolicismo.

Por desgracia, el catolicismo es la raiz principal de la cual han salido la mayoría de las religiones actuales: la ortodoxa por una escisión por motivos de autoridad y las religiones protestantes por entender que el catolicismo está lleno de errores que hombres autoensalzados han establecido y afianzado.

Como digo, por desgracia, a pesar de haberse separado, muchas de las religiones siguen manteniendo doctrinas o costumbres del catolicismo que son engañosas y que confunden tanto que pueden llegar a provocar nuestra perdición.

Te animo a que des una vuelta por el blog y compruebes lo que digo.

Un afectuoso abrazo. Que Dios te bendiga.

Anónimo dijo...

Para un cristiano ortodoxo, la Santísima Virgen María es la Madre de Dios y por lo tanto, se le debe veneración y honra. María, tiene un lugar privilegiado en la Iglesia Ortodoxa, pues creemos que ha llevado una vida de castidad y pureza, de tal manera que Dios la consideró digna de ser la mujer, en la cual se encarnó el Verbo de Dios. Y esta elección divina no se basó sobre la predestinación, sino sobre la plenitud de las virtudes que ella manifestaba. Dios miró su corazón invadido por la fe y la humildad; esto está claro en sus palabras: “...porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava.”(Lucas 1:47) Este texto no necesita ninguna interpretación, pues vemos, en la humildad de la Virgen, la máxima expresión de sus virtudes. María se humilló y Cristo descendió; ambas cosas, humildad y descenso, se unieron en la realización de la Encarnación Divina.

El largo proceso de purificación e iluminación de la raza judía, tan vivamente descrito en el Antiguo Testamento, alcanzó su culminación en la santísima Madre de Dios. En ella hallaron cumplimiento la fe y el heroísmo de muchas generaciones del pueblo elegido. Aceptó con humildad el reto de la Anunciación; durante la vida de su Hijo, permaneció en último término; y estuvo con los Apóstoles el día de Pentecostés, cuando el nuevo período de la historia de la humanidad comenzó con el advenimiento del Espíritu Santo.

Un teólogo ortodoxo escribe: “el alma de la piedad ortodoxa, es una calurosa veneración de la Virgen María, la Madre de Dios” Su nombre es constantemente invocado en las oraciones litúrgicas comunitarias y personales, porque se la ama no solamente como la madre de Cristo, sino también como la madre de toda la humanidad, pues abraza en su caridad a toda la familia humana, de la que su Hijo es el único Redentor.

La función de María en la Encarnación es doble. Por un lado, ella asegura la continuidad de la raza humana. Su Hijo es Hijo de David, Hijo de Abraham y de todos los padres progenitores. Por otro lado, Él exhibió una nueva fuente de generación. El fue el nuevo Adán.

La Encarnación está estrechamente ligada con dos conceptos ortodoxos acerca de la Virgen María: a) Su perpetua virginidad; b) Su denominación de Theotokos.

En el texto de San Lucas (1:26-37), se ve al arcángel Gabriel manifestándose a María. Ésta, maravillada por las palabras del ángel, comenzó a dialogar con él, hasta que finalmente ella misma acepta la propuesta divina diciendo: “He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.” Libremente ella aceptó la voluntad de Dios, por lo tanto, en el divino misterio de la encarnación del Salvador, no fue un simple instrumento sin opinión. La voluntad divina fue transmitida por el ángel y la voluntad humana se pone de manifiesto en la respuesta de la Virgen.

No podemos negar la lucha de María por alcanzar y perfeccionar las virtudes. Tampoco podemos rechazar la idea de su libertad. Ella opinó y eligió a Dios. Allí encontramos el acuerdo divino-humano: Dios ofrece a la Virgen ser la Madre y ella acepta voluntariamente y con alegría.

Anónimo dijo...

El ángel aseguró a María que sería la madre del Hijo del Altísimo. Como creemos en la Santísima Trinidad, creemos que Jesucristo es Dios y el Unigénito Hijo de Dios el Padre. Por lo tanto, los cristianos Ortodoxos creemos y proclamamos que la Virgen María es la Madre de Dios. Hay grupos de cristianos que consideran que esto es un error, pero ¿por qué no podemos llamar a la Virgen, Madre de Dios?... San Mateo, haciendo referencia a una profecía de Isaías, dice: “ved que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que significa: Dios con nosotros.” (Mateo 1:23) Entonces Emmanuel es Dios. Por otro lado el ángel le dice a José: “Dará (la virgen) a luz un hijo y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.”(Mateo 1:21) La palabra Jesús es en hebreo Yehosu’a, que significa Yahveh salva (o el Señor salva) Entonces Jesús es el Hijo del Padre, el Hijo del Altísimo, Emmanuel, Yahveh el Señor. Y en consecuencia, la Virgen María es la madre del Hijo de Dios, la madre del Hijo del Altísimo, la madre de Emmanuel, la Madre de Yahveh, en definitiva la Madre de Dios.

Anónimo dijo...

Pero algunos dicen que María dio a luz la naturaleza humana de Jesús y no la divina. Eso es cierto. Entonces, ¿por qué la llamamos Madre de Dios? ...La llamamos Madre de Dios, porque Jesús es una sola persona, a pesar de tener dos naturalezas. Ambas naturalezas están unidas sin confusión ni mezcla en la persona de Jesucristo. Si hablamos de nosotros, no decimos que nuestro padre y nuestra madre son los que engendraron mi cuerpo, sino todo mi ser. Así tampoco podemos dividir al Señor.

Anónimo dijo...

Cuando Jesús se dirige al Padre, no le dice: “Oh Padre de mi esencia” o “Oh Padre de mi naturaleza divina,” sino lo llama “Padre mío”. Todas las evidencias son claras, es por eso que para el cristiano ortodoxo, María es la verdadera Madre de Dios y a ella honramos y engrandecemos en cada Divina Liturgia, en cada oración y en todo momento nos encomendamos a sus intercesiones ante su Hijo, el Salvador y Redentor de nuestras almas.

Ella es el Paraíso místico, la Puerta infranqueable del Señor, el Puerto seguro, la Muralla y protección de los que buscan a Dios, la que intercede ante Cristo Dios por la salvación de nuestras almas, la Defensora infalible de los cristianos, la siempre bienaventurada, santísima, Purísima Madre de Dios.

Paganismo?...

Un saludo hermano.

Anónimo dijo...

Respecto a la oración de los difuntos: las conmemoraciones solemnes para los difuntos son ruegos de la Iglesia formulados para el reposo del alma de los que han dormido en Dios. Estas conmemoraciones se celebran el tercero, noveno y cuadragésimo día después de la muerte, además el tercero, sexto, noveno y duodécimo mes y en cada aniversario. También en los denominados “Sábados de Difuntos”, en los cuales se ruega por todos los que han dormido en el Señor.

Dezpierta dijo...

Estimado amigo ortodoxo, creo que hay suficientes evidencias en el blog que contradicen tus argumentos. Tanto la santidad y virginidad de María son mitos que junto con el catolicismo habéis adoptado, que os acercan más al paganismo que al cristianismo.

No creo adecuado que hables de teólogos ortodoxos porque ningún teólogo tiene más autoridad que la Biblia. En ella podemos ver que ella (María), reconoce la necesidad de un Salvador, que dejó de ser virgen cuando dio a luz a Jesús y que para Jesús no es mayor que cualquiera de los que siguen su Palabra:

"¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre". (Mateo 12:48-50)

Creo que el mismo Jesús lo deja cristalino.

Sé que es muy difícil aceptar que lo que uno cree no corresponde con la verdad, y que nos empeñamos en demostrar que no estamos equivocados, pero la mayoría de las creencias del catolicismo y de la iglesia Ortodoxa no se corresponden con la Biblia sino con los escritos de los primeros padres de la Iglesia, que te recuerdo que pertenecían al imperio romano, al cuerno pequeño.

¿Crees que el que ella aceptara ser un instrumento de Dios la convierte en divina? No, de la misma manera que dejó de ser virgen cuando José la conoció.

¿Puedes explicar qué significa el versículo de Mateo 1:24,25 en el que dice que José se acostó con ella después de dar a luz a Jesús?, ¿no dejó de ser virgen?

¿Por qué la llamamos la Madre de Dios?- ¿Quién la llama así?, ¿Existe algún texto bíblico en el que se la llame así? No. Ella es llamada María, la madre de Jesús.

Que Jesús sea Dios no es mérito de María sino del Espíritu Santo que lo engendró. Por ejemplo: Si una mujer blanca se queda embarazada de su marido negro y tienen un hijo que es tanto blanco como negro... ¿eso la convierte a ella en negra? No. Pues exactamente lo mismo pasa con María, que sigue siendo una humana que tiene la misma necesidad que tú y que yo de un Salvador.

Preguntas: Paganismo?... Yo te respondo: SÍ, totalmente. ¿Por qué María habría de ser intercesora o Paraíso místico, la Muralla? Duele sólo de oírlo. Por favor, más Biblia y menos religión.

¿Oraciones a los difuntos?

"Aún hay esperanza para todo aquel que está entre los vivos; porque mejor es perro vivo que león muerto. Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol". (Eclesiastés 9:4-6)

Amigo, toda la verdad está en la Biblia.
Por favor, revísala y encuentra el verdadero camino.
Que Dios te bendiga.

Publicar un comentario en la entrada