CERN: No pueden encontrar la partícula de Dios

La noticia ha caído como una bomba: parece que los neutrinos superlumínicos que fueron observados en el experimento OPERA realizado entre el CERN y el Gran Sasso en septiembre de 2011 nunca existieron.

Simplemente, una mala conexión en un enlace de fibra óptica que ligaba una unidad GPS con una tarjeta de entrada/salida de un ordenador fue la responsable de que los neutrinos, que se comportarían como lo han hecho desde siempre, pareciesen viajar a una velocidad mayor que la de la luz. El parte emitido por los responsables de OPERA dice que están prácticamente seguros que esta conexión es la responsable de esos resultados, y que repetirán el experimento para asegurar los resultados.

En septiembre del año pasado, nos enterábamos de que el experimento OPERA, realizado entre el CERN y el Gran Sasso había determinado que los neutrinos, unas extrañas partículas subatómicas con muy poca masa y difíciles de detectar podían viajar más rápido que la velocidad de la luz. Esto causó un lógico revuelo en la comunidad científica, ya que desde que Einstein formuló la Teoría de la Relatividad -que postulaba entre otras cosas que la masa de una partícula que aumenta su velocidad crece, tendiendo a infinito cuando su velocidad se aproxima a la de la luz, impidiendo que la alcance- nos habíamos acostumbrado a la idea de que nada fuese capaz de viajar a mayor velocidad. Sin embargo, los científicos a cargo de este experimento midieron con una enorme precisión el tiempo que demoraban los neutrinos emitidos por una fuente situada a unos 730 kilómetros de distancia en alcanzar un blanco, y mediante un ordenador calcularon la velocidad a la que se habían desplazado.

El resultado de esa medida fue sorprendente: los neutrinos llegaban 60 nanosegundos antes de lo previsto, lo que únicamente era posible si habían viajado a una velocidad ligeramente mayor a la de la luz.

Ante semejante hallazgo se repitieron las pruebas y los resultados se repitieron: los neutrinos emitidos por el CERN y detectados en el Gran Sasso National Laboratory eran más rápidos que la luz.

Obviamente, esto implicaba que en el andamiaje actual de la física había algo mal, ya que este resultado era imposible para las leyes conocidas. Antes de comenzar a reescribir todos los libros de ciencias, los responsables del experimento revisaron a fondo el instrumental utilizado, y realizaron un descubrimiento que seguramente quedará en los anales de la historia de la física: un enlace de fibra óptica que vinculaba una unidad de GPS y un ordenador tenia un defecto, que causaba una discrepancia en las mediciones de 60 nanosegundos, la misma cantidad de tiempo que parecían adelantarse los neutrinos...

Luego de haber encontrado este error se hace indispensable corregirlo y realizar nuevamente el experimento. Exactamente eso es lo que hará el CERN, presumiblemente antes de fin de año.


Nota dezpierta: Ya nos estamos acostumbrando a las pifias ocurridas en uno de los proyectos científicos más caros (si no el más caro) de la historia de la humanidad. Cuando no es un fallo es otro, la cuestión es seguir invirtiendo tiempo y dinero en algo que está demostrando no servir para lo que nos dicen que sirve.

Y no soy un defensor de la teoría de la relatividad, a pesar de la importancia de que esta teoría, al parecer, es la base de toda la tecnología actual. Pero es evidente que cuando el ser humano se propone desafiar a Dios, tiene las de perder. Y con esto me refiero a que lo que buscaban con este experimento era encontrar la partícula de Dios.

"Ginebra, 13 feb (EFE).- El gran acelerador del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) aumentará este año su energía a 4 TeV (teraelectronvoltios) para poder obtener el máximo volumen de datos posible que permita comprobar o descartar la existencia del bosón de Higgs".

"O será un gran avance en nuestra exploración de la naturaleza, llevándonos más cerca de comprender cómo las partículas fundamentales obtienen su masa, o marcará el principio de un nuevo capítulo en la física de partículas", agregó Bertolucci.

El "bosón de Higgs", también conocido como la "partícula divina", es considerado como la clave para entender el origen de la masa y la estructura de la materia a nivel subatómico.

Fuente: http://www.google.com/hostednews/epa/...

He aquí la cuestión que lleva de cabeza a los evolucionistas. La necesidad de demostrar que Dios no existe, les ha hecho buscar una partícula inexistente a la que llamaron el bosón de Higgs.

Por tanto, si la materia ni se crea ni se destruye sino que se transforma, toda la materia contenida en lo que podría haber antes del Big bang debía ser eterno. Pero aquí está el problema: la ciencia no cree en la eternidad, así que tenía que buscar una explicación que, por supuesto, no tuviera nada que ver con un Creador. Bueno, pues fallaron otra vez.

Lástima que tengan que seguir gastando dinero y tiempo para comprobar si el fallo encontrado fue el origen de sus calculos erróneos.

Dinero y tiempo que podrá ser empleado para seguir investigando en otros proyectos de los que no nos hablan. Y quiero recordar alguna entrada que puse con respecto al CERN:


Que Dios os bendiga.

5 comentarios:

Rafa dijo...

Lo que se van a encontrar, es con Dios, dentro de poco, y no van a saber donde ponerse ni que decirle.

Con el coste de este mamotreto, hubieran podido quitar el hambre del mundo. Atajo de sinverguenzas es lo que son.

Anónimo dijo...

Fuera de tema,pero creo que importante.

Decenas de congregaciones religiosas húngaras claman contra la Ley de Iglesias

Numerosas confesiones tendrán que empezar a funcionar como asociaciones
'La ley es discriminatoria: el Estado dirá qué es una iglesia', denuncia un pastor.

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/02/23/internacional/1330016959.html

Dezpierta dijo...

Gracias anónimo. Como ves, comentado está.

Que Dios os bendiga.

Anónimo dijo...

La explicación de si un 'conector' de fibra óptica mal conectado, puede o no introducir 60 nanosegundos, solo requiere unas lineas de calculo de física y electromagnetismo.

Podéis verlo en:

http://kodesubstanz.wordpress.com/2012/02/23/los-ubicuos-hoteles-sofitel-y-la-bancarrota-como-depurador-del-sistema-economico/#comment-39

Viene a continuación de un blog que lleva un profesor de física, que sabe perfectamente esos cálculos (Es 1º de carrera) pero se ha callado tal calculo y ha empezado a llamar 'magufos' al que lo ha hecho y a echarlo de su blog:

http://francisthemulenews.wordpress.com/2012/02/29/que-puede-haber-pasado-con-el-cable-de-fibra-optica-en-opera/#comment-16395

50, 80 picosegundos, como máximo es el retardo que un conector de fibra óptica, de unos 3 centímetros de longitud, puede introducir por mala inserción del cable.

JAMAS 60 nanosegundos (60.000 picosegundos).

Tiene toda la pinta de que en el CERN han dado , en esto, un golpe de estado.

Y quien nos tenia que avisar, nuestros 'profesores de fisica', lo saben, pero estan callados como P....


Calculad vosotros mismos.

La clave, es el calculo.

Dezpierta dijo...

Por favor, seguimos en la dirección:

www.dezpierta.es

Bendiciones.

Publicar un comentario en la entrada