Una mujer criada en un hogar homosexual


Una mujer canadiense que fue criada en un hogar homosexual se dedica ahora a asistir a otras personas que atraviesan por la misma situación y a pedir a los gobiernos del mundo que protejan el matrimonio entre hombre y mujer.

Según informa ForumLibertas. org, Dawn Stefanowicz vive en Ontario, Canadá, con su esposo de toda la vida y sus dos hijos, a los que ha educado en casa. Actualmente prepara su autobiografía y desarrolla un ministerio especial desde el sitio web (en inglés) http://www.dawnstef anowicz.com/: Brinda ayuda a otras personas que como ella crecieron a cargo de un padre homosexual y fueron expuestos a este estilo de vida.

Stefanowicz explica en el sitio web "cómo en su infancia estuvo expuesta a intercambios de parejas gays, playas nudistas y la falta de afirmación en su feminidad, cómo le hirió el estilo de vida en el que creció, y ofrece ayuda, consejo e información para otras personas que han crecido heridas en un entorno de ‘familia’ gay, un estilo de ‘familia’ que ella no desea para nadie y que cree que las leyes no deberían apoyar".

Su testimonio:

En su relato, Stefanowicz explica que debido a una enfermedad grave de su madre debió quedar al cuidado de su padre homosexual cuando aún era una niña. "Estuve expuesta a un alto riesgo de enfermedades de transmisión sexual debido al abuso sexual, a los comportamientos de alto riesgo de mi padre y a numerosas parejas", relata.

"Incluso cuando mi padre estaba en lo que parecían relaciones monógamas, continuaba haciendo ‘cruising’ buscando sexo anónimo. Llegué a preocuparme profundamente, a amar y entender con compasión a mi padre. Compartía conmigo lo que lamentaba de la vida. Desgraciadamente, siendo niño unos adultos abusaron sexual y físicamente de él. Debido a esto, vivió con depresión, problemas de control, estallidos de rabia, tendencias suicidas y compulsión sexual. Intentaba satisfacer su necesidad por el afecto de su padre, por su afirmación y atención, con relaciones promiscuas y transitorias. Las (ex) parejas de mi padre, con los que traté y llegué a apreciar con sentimientos profundos, vieron sus vidas drásticamente acortadas por el SIDA y el suicidio. Tristemente, mi padre murió de SIDA en 1991", recuerda.

Según Stefanowicz las "experiencias personales, profesionales y sociales con mi padre no me enseñaron el respeto por la moralidad, la autoridad, el matrimonio o el amor paterno. Me sentía temerosamente acallada porque mi padre no me permitía hablar de él, sus compañeros de casa, su estilo de vida y sus encuentros en esa subcultura. Mientras viví en casa, tuve que vivir según sus reglas".

"Sí, amaba a mi padre. Pero me sentía abandonada y despreciada porque mi padre me dejaba a menudo para estar varios días con sus compañeros. Sus parejas realmente no se interesaban por mí. Fui dañada por el maltrato doméstico homosexual, las tentativas sexuales con menores y la pérdida de parejas sexuales como si las personas fueran sólo cosas para usar. Busqué consuelo, busqué el amor de mi padre en diversos novios a partir de los 12 años", sostiene.

Stefanowicz recuerda que "desde corta edad, se me expuso a charlas sexualmente explícitas, estilos de vida hedonistas, subculturas GLBT y lugares de vacaciones gay. El sexo me parecía gratuito cuando era niña. Se me expuso a manifestaciones de sexualidad de todo tipo incluyendo sexo en casas de baño, travestismo, sodomía, pornografía, nudismo gay, lesbianismo, bisexualidad, voyeurismo y exhibicionismo. Se aludía al sadomasoquismo y se mostraban algunos aspectos. Las drogas y el alcohol a menudo contribuían a bajar las inhibiciones en las relaciones de mi padre".

"Mi padre apreciaba el vestir unisex, los aspectos de género-neutro, y el intercambio de ropas cuando yo tenía 8 años. Yo no veía el valor de las diferencias biológicamente complementarias entre hombre y mujer. Ni pensaba acerca del matrimonio. Hice votos de no tener nunca hijos, porque no crecí en un ambiente de hogar seguro, sacrificial, centrado en los niños", señala.

Las consecuencias

"Más de dos décadas de exposición directa a estas experiencias estresantes me causaron inseguridad, depresión, pensamientos suicidas, miedo, ansiedad, baja autoestima, insomnio y confusión sexual. Mi conciencia y mi inocencia fueron seriamente dañados. Fui testigo de que todos los otros miembros de la familia también sufrían", sostiene Stefanowicz.

Ella asegura que sólo después de haber tomado las decisiones más importantes de su vida, empezó a darse cuenta de cómo la había afectado crecer en ese ambiente.

"Mi sanación implicó mirar de frente la realidad, aceptar las consecuencias a largo plazo y ofrecer perdón. ¿Podéis imaginar ser forzados a aceptar relaciones inestables y prácticas sexuales diversas desde corta edad y cómo afectó a mi desarrollo?. Desgraciadamente, hasta que mi padre, sus parejas sexuales y mi madre murieron, no pude hablar públicamente de mis experiencias" , explica.

"Al final, los niños serán las víctimas reales y los perdedores del matrimonio legal del mismo sexo. ¿Qué esperanza puedo ofrecer a niños inocentes sin voz? Gobiernos y jueces deben defender el matrimonio entre hombre y mujer y excluir todos los otros, por el bien de nuestros niños", concluye.

Fuente original: ACIPRENSA

Nota dezpierta: Como podéis comprobar, no he añadido ni he quitado nada. Nadie me puede tachar de homófobo porque no lo soy, pero además me limito a copiar la experiencia personal de alguien que sabe perfectamente de lo que habla.

Dios ama a todos sus hijos: heterosexuales, homosexuales, ladrones, honestos, asesinos, suicidas, egoístas, generosos, violadores, pederastas... los ama a todos, pero lo que rechaza y odia profundamente es el pecado que ellos cometen, han cometido o pueden cometer.

Estudia la Biblia con deseos de conocer a tu Dios y entonces sabrás cual es su voluntad.

Que Dios te bendiga.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

QE NO ERES HOMOFOGO???HAS ELEGIDO ESTA DRAMATICA HISTORIA PARA SATANIZAR ESTE TIPO DE RELACIONES ENTRE PERSONAS HOMOSEXUALES PARA DEMOSTRAR LO MONSTRUOSAS QE SON Y MUCHO MAS ABUSANDO DE NIÑOS. ESTE TIPO DE MALTRATOS Y ABUSOS SUCEDEN TAMBIEN EN PAREJAS HETEROS, TE PODIA CONTAR MUCHISIMAS QE SALEN EN LOS MEDIOS DE COMUNICACION Y TAMBIEN TE PODIA CONTAR MUCHAS HISTORIAS DONDE LOS HIJOS SON MUY FELICES Y AMADOS CON SUS 2 PADRES O 2 MADRES. ESO NO TE INTERESA CONTARLO VERDAD..?TU MENTE Y TU CORAZON NO DA PARA MAS SOLO VES Y ENTIENDES LO QE TU FANATISMO TE DEJA

Dezpierta dijo...

Querido anónimo,

En todo caso sería homófobo no homofogo, pero lo cierto es que no soy ninguna de las dos.

Por si no te has dado cuenta, en mi comentario he dicho que Dios ama tanto a homosexuales, como a heterosexuales, como a pederastas, etc.

Soy consciente de que el abuso de niños y adultos sucede tanto en hogares heterosexuales, como en hogares homosexuales. Y también soy consciente de que habrá hogares homosexuales en que los niños crecerán con normalidad, siendo muy queridos, pero sin dejar de tener en cuenta la falta de equilibrio entre la masculinidad de un padre y la feminidad de una madre.

No he tratado de satanizar nada y por supuesto no me considero un fanático por no coincidir con tu forma de pensar y la de otros muchos. De la misma manera que yo respeto que cada uno tenga la vida sexual que desee, tú debes respetar que yo crea que lo que dice la Biblia es la voluntad de Dios.

Y en la Biblia se condenan las prácticas homosexuales pero no a las personas homosexuales.

Con este blog, no se trata de agradar a todos, sino de mostrar que Dios existe y que, si queremos, podemos conocerlo a través de la Biblia.

Que Dios te bendiga.

Anónimo dijo...

DE QE SIRVE SER HOMOSEXUAL SI NO PUEDES DISFRUTAR DE LA VIDA SIENDO QIEN ERES Y CON LIBERTAD PLENA? DE QE TE SIRVE TU INTELIGENCIA SI SOLO SE BASA EN PALABRAS ESCRITAS. ES COMO SI FUESES SOLO FELIZ DENTRO DE UN CIRCULO QE YA OTROS TE HAN MARCADO Y TE DIESE PANICO CRUZAR LA LINEA PORQE EL MIEDO A LO QUE NO ESTE DENTRO DE TU CIRCULO TE SUPERA. MI CIRCULO ES LA MISMA VIDA Y PROCURAR VIVIR EN PAZ CON LOS DEMAS Y CONMIGO MISMA. COMPRENDER A LOS DEMAS NO ES SOLO QE TE DEN PENA POR SER COMO SON Y DECIRLES QE A LOS POBRECILLOS DIOS TAMBIEN LES AMA....ESO DE QE SIRVE? SI NO ACEPTAS QE UN GAY AME A OTRA PERSONA ,NI TENGA UN HOGAR CON UNA FAMILIA PROPIA ¿TIENEN QE SER VIRGENES HASTA LA MUERTE PARA QE DIOS NO SE ENFADE?.NO LES DAS LOS MISMOS DERECHOS QUE A MUCHAS FAMILIAS HETEROS QE NO SE LO MERECEN PORQE SON UN DESASTRE COMO PAREJA O PADRES. PERO COMO SON HOMBRE Y MUJER TIENEN DERECHOS DIVINOS Y TU PERMISO....Y PERDONA POR MI FORMA DE ESCRIBIR, NO SOY TAN CULTA COMO TU, PERO CON LAS IDEAS MUUUUY CLARITAS(SUPONGO QE COMO TU). UN SALUDO

Anónimo dijo...

Y ESTAR CRIADO POR UN HOMBRE Y UNA MUJER COMO HA SIDO LO "NORMAL" NO TE DA GARANTIA DE NADA. LA MAYORIA DE LOS HOMOSEXUALES ,HASTA AHORA, HAN TENIDO PADRE Y MADRE A LA ANTIGUA USANZA Y NACIERON ELLOS...FRUTO DE UN MATRIMONIO "NORMAL" CON PADRES "NORMALES". ¿COMO TE EXPLICAS ESO...?

Dezpierta dijo...

Querida amiga,

La verdad es que coincido en muchas cosas contigo. No hay nada que garantice un desarrollo personal del niño, ya que hay miles de agentes internos y externos que entran en juego.

Dios no condena a nadie por ser homosexual, y Dios no pretende limitar la sexualidad de nadie.

Simplemente dice: Éste Soy Yo, Yo te creé, te di libertad y decidiste alejarte de Mí. Si quieres volver, eres libre de hacerlo, pero no puedes volver haciendo tu voluntad sino la mía.

Porque si crees en Dios y que creó al hombre y la mujer para que fueran un matrimonio y tuvieran relaciones sexuales entre ellos, debes reconocer que la homosexualidad no entró en los planes de Dios.

Pero si no crees en eso, yo te respeto profundamente y te deseo que seas feliz en esta Tierra, que realmente es a lo que se supone que aspiras.

De la misma manera que digo que entre los planes de Dios no estaba la homosexualidad, porque entonces las parejas homosexuales podrían tener hijos naturalmente, también digo que la promiscuidad heterosexual o las aberraciones sexuales, como la coprofagia, el sado-masoquismo o la zoofilia están radicalmente fuera de la voluntad de Dios.

Un hombre o mujer heterosexuales que practican la infidelidad son tan independientes de su Creador, como lo es un homosexual o lo es un estafador.

El problema no es que Dios me condena por mi conducta, sino que mi conducta me aleja de Dios.

Además ese círculo del que hablas, no me lo han marcado otros, me lo marco yo mismo porque quiero obedecer a Dios.

En conclusión, creo que Dios no condena a los que se apartan del estilo de vida que Dios estableció en la Creación del Mundo, son aquellos que deciden que la libertad es hacer lo que su corazón, o su estómago les dicta, los que se condenan a sí mismos, porque se alejan de la fuente de Vida que es Dios.

Por tanto, si quieres libertad, la tienes. Dios nos la dió desde la Creación. Dios no quiere que nadie le obedezca por miedo o por obligación.

Yo prefiero obedecer a Dios por amor. Porque me creó, no me abandonó y además murió por mí en una cruz, por unos pecados que Él no había cometido.

¿Crees que yo no soy tentado en cuanto al sexo heterosexual o a consumir pornografía? La sexualidad es un instrumento tan poderoso, que es capaz de controlar a la humanidad. Pero yo debo elegir entre el camino fácil de la autocomplacencia y el placer que me llevarán a la destrucción o el camino del dominio propio y la temperancia que me ayudarán a controlar mis pasiones y las apetencias egoístas de mi corazón.

Que Dios te bendiga.

Dezpierta dijo...

PD: Por favor, no escribas en Mayúsculas.
Gracias.

Anónimo dijo...

Oye... que os pasa; acaso no la Biblia dice claramente que Dios permitió que los hombres se corrompieran a raíz de sus múltiples pecados, y eso hizo, dice que cambiaran las relaciones naturales contra las anti-natura; debéis hablar la verdad, Dios os pedírá cuentas de ello; la verdad de Dios es clara, Dios creo hombre y mujer, no hombre y hombre, o mujer y mujer; Dios traerá juicio claro y cierto sobre las personas que cambian las cosas naturales por las antinaturales; entonces, aquellos homosexuales que no se arrepientan, no entrerán al Reino de los Cielos; por otra parte, Dios no ha dicho que los homosexuales, heterosexuales, ladrones, etc. como lo dices, son sus hijos, ESTAS MUY EQUIVOCADO, y me sorprende por los temas que tratas, DIOS HA DICHO, que sus Hijos son aquellos que reciben a Jesucristo como su Señor y Salvador, Aman y cumplen sus mandamientos; de tal manera que han venido a ser Hijos de Dios en sentido espiritual; así que los hombres sean lo que fueren, que no reciben a Jesucristo como su Señor y Salvador Personal, no pueden ser hijos de Dios... Que lástima, veo que estas muy equivocado en tu comentario, y ahora revisaré lo que escribéis con mayor detenimiento....

Dezpierta dijo...

Creo que no has leído con detenimiento lo que he escrito.

Dios ama a todos, pero odia su pecado.
Dios no te condena, eres tú mismo el que obtienes condenación al apartarte de Dios.
Dios odia la homosexualidad, pero ama al homosexual.

O, ¿acaso Jesús no amó incluso a los que lo estaban crucificando?

Si desde este blog se pensara que la homosexualidad no es condenada por Dios, no se habría publicado este artículo.

Además ten en cuenta que Dios nos dió libre albedrío y no nos condena por elegir apartarnos de él.

La maldición que Dios pronunció en Edén, no fué condenación hacia la humanidad, sino la consecuencia de su mala decisión.

De todas formas, me alegro de que decidas revisar lo que aquí se escribe con mayor detenimiento, todos deberíamos hacerlo.

Si te apartas de Dios y sigues tus propios caminos obtendrás condenación por elección propia. Si decides seguir a Dios y hacer su voluntad, por amor, recibirás la vida eterna.

Que Dios te bendiga.

Dezpierta dijo...

Por cierto, coincido contigo, Hijos de Dios son sólo aquellos que hacen la voluntad de Dios.

Lucas 6:46

"¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo? 47 Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante. 48 Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca. 49 Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa."

A pesar de todo, Dios sigue amando al que construyó su casa en la arena.

Que Dios os bendiga.

Jorge dijo...

Saludos amigo. He llegado por aquí a curiosear y me encuentro con esto. De cierto que ahora es un tabú criticar la homosexualidad. Pienso que en estas circunstancias lo mejor es dejar que opine una lesbiana que ha dejado de serlo, y más una que ha sido durante años una activista por los "derechos" de estas personas. Se trata de Charlene E. Cothran, Editora Revista Venus, una mujer afroamericana que aporta un testimonio muy interesante:

¡Redimida!

Diez Maneras de Salir de la Vida Gay, si es que quieres.

Dezpierta dijo...

Muchas gracias por tu aportación, me alegro de que hayas encontrado este blog. Espero que las entradas sean de tu agrado.

Que Dios te bendiga.

Anónimo dijo...

Hola!!
Veo q ya tiene rato este tema, pero q no pasa de moda, cierto!? Antes q nada estoy totalmente de acuerdo contigo (despierta)...
Las personas homosexuales sean hombres o mujeres siempre se sienten atacados cuando se les dice la verdad, y saltan y se enojan pero es la VERDAD Y NO SE PUEDE CALLAR!!!
Ademas porq se les quiere.. alguien por ahi dijo: prefiero decir la verdad te guste o no, si llegas al infierno sabras porq llegaste ahi, y ya no podras decir q nadie te lo dijo, cierto!?

Este mundo cada vez va de mal en peor y peor... yo practique el lesbianismo por un tiempo, conocia de Dios, pero lamentablemente creci en un ambiente donde se veia pornografia, lesbianismo, etc. Y cuando me aleje de Dios, empeze a experimentar con chicas, hiba a los bares y discos gays, me sentia bien estando con las personas pero cuando estaba sola... ahi si, era otra cosa, lo peor, sucia, terriblemente, q no me vengan a decir las personas homosexuales q son felices porq no lo son y ellos lo saben, no pueden vivir en paz, siempre esta la voz de la conciencia arriba de uno diciendo estas mal, no te engañes, no lo hagas mas!!! Esa es la realidad, pero bueno me costo trabajo volverme a levantar pero Dios lo hizo con su infinito amor, hoy estoy casada tengo 2 hermosos hijos y le sirvo al Señor... las tentaciones estan, pero todo lo puedo en Cristo q me fortalece cierto!? Y me digo las cosas viejas pasaron, ahora soy una nueva creatura... tu q eres lesbiana u homosexual, No te enojes, no rechazes no cierres tu corazon, tu sabes q es cierto, pero no te atreves, pero en el nombre de Cristo te digo Jesus puede librarte del homosexualismo, solo el puede cambiarte, aceptalos hoy!!!!
Bendiciones y adelante q Cristo viene ya!!!!!

Dezpierta dijo...

Estimada anónima, mil gracias por tu testimonio. Doy muchas gracias a Dios por haberte llevado a sus pies y por haberte convertido en un poderoso instrumento de testimonio para los demás.

Te animo a participar en la nueva dirección: www.dezpierta.es

Voy a copiar tu testimonio en la nueva dirección. Bendiciones.

Publicar un comentario en la entrada