Lluvia de meteoritos en 2011

Por Andrew Hough
17 de junio 2010 / The Telegraph

Los astrónomos creen que habrá un bombardeo de meteoritos durante siete horas por culpa de los restos de un cometa a finales del próximo año que podría afectar a naves espaciales en órbita y arruinar su electrónica.

Científicos de la Agencia Espacial dijo que probablemente será un acontecimiento visual espectacular para los mirones de las estrellas.

La NASA dijo que la tormenta, que cruza la órbita de la Tierra alrededor del Sol cada mes de octubre, viene de una lluvia de meteoros llamada Dracónidas.

Se le ha dado ese nombre porque los meteoros parecen venir desde la dirección de la constelación de Draco, el Dragón.

Científicos de la NASA admitió esta semana que no estaba claro de la gravedad de la tormenta, pero a los operadores de naves espaciales ya se les ha notificado desarrollar mecanismos de defensa.

Aparte del peligro de un ataque físico directo, las descargas electrostáticas pueden freír los componentes electrónicos vitales de los satélites.

La mayor parte del año las incidencias son bajas, pero puede aumentar dramáticamente cada 13 años cuando la Tierra viaja a través de la parte más densa de la corriente de partículas.

Se alcanzó un máximo de 54.000 meteoros por hora para cualquier observador solo en condiciones ideales en 1933 y 10.000 en 1946.

La última gran tormenta tuvo lugar en 1998, alcanzando un máximo de unos pocos cientos cada hora, y seguió siendo la mayor vista en los últimos años.


Según las predicciones del Dr. William Cooke, varios cientos de meteoros por hora podría ser visible desde la Tierra el 8 de octubre del próximo año.
“Realmente no entendía lo que estaba pasando. Ahora tenemos una sensación mucho mejor”, dijo a space.com.

“Si usted es golpeado por un meteorito (meteoros esporádicos) es un acto de Dios. Si usted es golpeado por un meteorito curante la lluvia de Dracónidas, es un acto de negligencia “.

Nota dezpierta: En la noticia se nos dice que esta lluvia podría afectar a los satélites, al Hubble y a la estación internacional. No se nos dice que ningún meteorito vaya a colisionar con la Tierra, pero añade, en la última frase, que sería una negligencia que alguien fuera alcanzado por un meteorito durante esa lluvia.

Así dice el Señor: "No aprendáis el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman. Jeremías 10:2

Que Dios os bendiga.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada