La religión modela las leyes que se gestan en Washington

Un millar de 'lobbistas' religiosos gastan 390 millones de dólares al año para influir en el Capitolio y la Casa Blanca

Washington es la capital de los lobbistas.

Se dice que el término se acuñó en el lobby del Hotel Willard de Washington durante la presidencia de Ulysses Grant (1822-1885). Después de una larga jornada en el Despacho Oval, Grant solía ir caminando al Willard, situado muy cerca de la Casa Blanca, para tomar un brandy y fumar un puro. Muchas personas acudían al lobby del hotel para tratar de influir en el presidente, de ahí que se les llamara lobbistas.

Los lobbistas tienen incluso una calle en la capital, donde se concentra la mayor parte de los grupos de presión: la calle K, que se ha convertido en un símbolo de su poder. Este año hay 12.220 lobbistas federales registrados en la capital, ligeramente por debajo de los 12.941 de 2010 y de los 14.861 de 2007, según la ONG Center for Responsive Politics.

Farmacéuticas, bancos, fabricantes de armamentos, inmobiliarias, aseguradoras, constructores e incluso grupos religiosos gastan cada año millones de dólares en tratar de influir en el Congreso, el Pentágono y la Casa Blanca. En su conjunto, los lobbies se gastarán este año unos 2.454 millones de dólares en tratar de marcar la agenda política de Washington, según los datos de la ONG.

En los últimos años se ha registrado un aumento significativo de los lobbies religiosos activos ante el Capitolio y la Casa Blanca. Aunque forman parte del panorama político de Washington desde el siglo XIX, su número se ha multiplicado por cinco en las últimas décadas, pasando de unos 40 en 1970, a más de 200 en la actualidad, según un reciente estudio del Pew Research Center.

Los lobbies religiosos gastan unos 390 millones de dólares al año en tratar de influir en la política estadounidense: en cuestiones nacionales por ejemplo el aborto, la pena de muerte, el matrimonio homosexual, la investigación con células madre o las relaciones entre Iglesia y Estado e internacionales, como la promoción de los derechos humanos, la paz y la democracia.

Un 19% de esos grupos de presión son católicos; un 18%, evangelistas y un 12%, judíos

Un millar de lobbistas religiosos trabajan en el área de Washington. Para influir en política organizan campañas públicas, firman peticiones, escriben cartas a los congresistas, realizan campañas en internet, participan en manifestaciones o testifican ante el Congreso.

...

Los grupos de presión católicos, protestantes y judíos son los más numerosos (124 grupos en total), ya que juntos constituyen el 58% de los grupos religiosos que hacen lobby en la capital.

Sólo un 1% son seglares, pese a que el 10% de la población es no religiosa

...

Sólo el 1% de los lobbies estudiados por el Pew Research Center defienden intereses seculares, ateos o humanistas, a pesar de que el 10,3% de los estadounidenses se declara no religioso, ya sea ateo, agnóstico o que considera que la religión no es importante en su vida.

El rabino David Saperstein, que lleva tres décadas haciendo lobby en Washington, asegura que la Administración de Barack Obama es una de las más accesibles. "Muchas veces no tenemos que llamarles. Nos llaman ellos porque quieren que apoyemos su política", explica Saperstein.

...

Noticia completa: Público.es

Nota dezpierta: El momento que muchos estábamos esperando, el reconocimiento público de que la religión modela a la politíca, y ese es el reconocimiento de que la imagen de la bestia de apocalipsis está en marcha.

Lo que en la Edad Media fue la unión de la religión con la política o, lo que es lo mismo, la influencia del catolicismo en las monarquías europeas, hoy está avanzando a pasos agigantados, gracias al poder económico, para controlar las decisiones que toman los gobernantes de los distintos países del globo.

Pero ya no son los lobbies o las think tank (como los llaman) los que modelan la política global, sino que desde bien pequeños, todos somos moldeados por medio de la televisión, internet, los videojuegos y sobretodo por la escuela, el instituto y la universidad.

No debemos olvidar que la gran mayoría de las personas que gobiernan, si no todas, pertenecen a familias que siempre estuvieron relacionados con el poder político, religioso y económico. Que es difícil encontrar un político importante que no esté relacionado con la masonería o que no haya estudiado en un colegio jesuíta o una universidad católica, por muy ateo que se presente (como es el caso de Zapatero).

Y me resulta curioso lo que afirma el artículo: "los lobbies religiosos gastan unos 390 millones de dólares al año en tratar de influir ... (sobre) las relaciones entre Iglesia y Estado e internacionales, como la promoción de los derechos humanos, la paz y la democracia.

Esos lobbies o grupos religiosos gastan cantidades astronómicas por influir en la política, con la intención de que se aprueben leyes religiosas o que tienen que ver con la religión. Y ¿qué es la religión sino algo que debe limitarse a la conciencia del indivíduo?

Todas esas leyes que la religión pretende modelar o imponer, son leyes de conciencia. Leyes que no tienen que ver con el respeto hacia el conciudadano o prójimo sino que pretenden alterar nuestra relación con nosotros mismos y con Dios.

Esa promoción de los derechos humanos a la que hace referencia el artículo, tiene mucho que ver con las leyes morales. Unas leyes que pretenderán, en breve, controlar la vida personal de cada uno de nosotros en base a la moralidad de esos lobbies religiosos, que son mayormente católicos y ecuménicos (como se puede ver en el gráfico de arriba). Dejo aquí unas citas del libro "El Conflicto de los Siglos" que vienen muy al tema, con el detalle de que fueron escritas hace 200 años:

"Cuando la iglesia primitiva se corrompió al apartarse de la sencillez del Evangelio
y al aceptar costumbres y ritos paganos, perdió el Espíritu y, el poder de Dios; y
para dominar las conciencias buscó el apoyo del poder civil. El resultado fue el
papado es decir, una iglesia que dominaba el poder del Estado y se servía de él
para promover sus propios fines y especialmente para extirpar la "herejía". Para
que los Estados Unidos formen una imagen de la bestia, el poder religioso debe
dominar de tal manera al gobierno civil que la autoridad del Estado sea empleada también por la iglesia para cumplir sus fines...

La "imagen de la bestia" representa la forma de protestantismo apóstata que se

desarrollará cuando las iglesias protestantes busquen la ayuda del poder civil para la imposición de sus dogmas".- Conflicto de los Siglos pag. 498 (Ellen White) (1911).

Los protestantes de los Estados Unidos serán los primeros en tender las manos a
través de un doble abismo al espiritismo y al poder romano; y bajo la influencia de
esta triple alianza ese país marchará en las huellas de Roma, pisoteando los
derechos del la conciencia.- Conflicto de los Siglos pag. 645 (Ellen White) (1911).

Cada uno es libre de pensar como quiera, podemos pensar que Dios tiene la capacidad y el deseo de levantar profetas en el momento que el precise oportuno. No voy a animar a nadie a que crea que Ellen White fue una mujer inspirada por Dios, la Biblia es más que suficiente para conocer la voluntad de Dios y para alcanzar la vida eterna por la Gracia de Jesús. Pero es evidente que ella acertó en sus afirmaciones hechas hace 200 años.

Nadie podría haber imaginado, y de hecho, muchos tachan de locura imposible esas afirmaciones, que el mundo volvería a andar bajo la poderosa mano de la religión. Pues parece quedar claro que se equivocaban. Hoy, como dice el periódico, la religión modela las leyes.

Queridos amigos, si Ellen White sigue acertando (que lo hará, porque no es suyo el mensaje sino de Dios), estamos ante la evidente construcción de la "imagen de la bestia". Trabajemos en nuestra relación con Dios, para que cuando quieran obligarnos a doblar la rodilla ante lo que esa imagen representa, nos mantengamos firmes. Porque si nos doblegamos, tenemos poco que ganar (unos pocos años de vida restantes) y mucho que perder (una eternidad de felicidad y dicha).

Que Dios os bendiga.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Dezpierta,que bueno seria para informacion de todos los cristianos del mundo,tener una lista exhaustiva de todas esas religiones lobystas y apostatas!!!!!seguro que muchos tendriamos grandes sorpresas.Otros no tanto.

Dezpierta dijo...

Bueno, no es lo que pides exactamente, pero algo es algo.

Aquí tienes la lista de los lobbistas y haciendo un gran esfuerzo, porque son miles de nombres, se puede encontrar algunas cosas curiosas.

http://www.ethics.state.tx.us/dfs/loblists.htm#2011

Bendiciones.

Anónimo dijo...

Muchas gracias hermano.Lo voy a ver.

Arkantos arkantos@alfaemail.us dijo...

la verdadera pregunta es cuando ellos confiaron en nosotros?
esto esta promovido por extremistas maniáticos y frustrados con raíces calvinistas y puritanas...

Anónimo dijo...

Akantos,la verdadera respuesta es:Todas las religiones oficiales y aceptadas por los gobiernos del mundo,son apostatas,lobystas y no tienen nada que ver con la verdadera fe en EL ETERNO Y SU HIJO JESUS NUESTRO DECHADO.

El verdadero problema es el siguiente:cuantos cristianos a pesar de creer que estan despiertos estan siendo enganados por su religion,la cual ellos creen verdadera??
JESUS NO FUNDO NINGUNA IGLESIA.EL es la cabeza del cuerpo cuyos miembros son los cristianos verdaderos,y eso es lo que forma la iglesia de CRISTO.

Publicar un comentario en la entrada