El ser humano: una presa fácil

ABC News informa de un "alarmante" suceso en una aldea en la India.

"Los seres humanos no son presas naturales de los elefantes y los tigres, pero en las islas Sundarban de Bengala Occidental, India, un número alarmante de personas han sido atacados, incluso devorados, por estas bestias salvajes".

En una parte del país, han habido informes de elefantes en estampida que han pisoteado y matado a unas 200 personas en el último año. En un caso extraño, un elefante, que son herbívoros, se comió un ser humano. En otra parte del país, los tigres, que han desarrollado un apetito por carne humana, y se ha informado que han devorado a 14 personas en una aldea, sólo el año pasado.

"Los tigres por lo general no son devoradores de hombres", dijo Dave Salmoni. "Es una anomalía cuando el animal decide empezar a comer la gente." Si se trata de una anomalía en los tigres, que son carnívoros, comer gente, sin duda es una anomalía cuando los elefantes, herbívoros, lo hacen!

"Estos aldeanos también son incapaces de protegerse a sí mismos porque, como hindúes, adoran a los elefantes y no pueden matarlos. Sin embargo, Salmoni dijo que los funcionarios de la fauna local se les concedió un permiso especial para eliminar a un elefante hembra particularmente violento, que al parecer mató a 17 personas."

Incidentes como estos suelen ser explicado por los científicos como la respuesta de un animal a la presión del hábitat, la lucha por el espacio. Y así podría ser. Aunque que un elefante se coma a 17 personas es algo inimaginable. Los científicos dicen que los animales en este pueblo están cambiando su cultura y su comportamiento."Como los alimentos están escaseando,- Salmoni explicó- , estos grandes animales podría comenzar a comer seres humanos porque son presa fácil.

"Se está creando una cultura de comer carne humana, donde las madres enseñan a los cachorros que las personas son presa fácil."

Fuente


Como si fuera parte de una escena soñada por un productor de películas de terror en la naturaleza, miles de tiburones han sido vistos a menos de 50 metros de la costa de Boca Rato, en Florida.

Los biólogos marinos dicen que en esta etapa del año los tiburones migran a aguas más calientes y se acercan a la playa en búsqueda de peces.
Durante el 2010 se incrementó en un 25% el número de ataques de tiburones en el mundo.

Fuente

Otro artículo sobre ataques de animales


Nota dezpierta: En principio, todos los animales eran vegetarianos. Pero después de la caída, la separación hacia el Creador por iniciativa humana, produjo la maldición de la Tierra y de todos sus habitantes. (Gen 3:17)

La maldad de la humanidad afecta a la tierra y sus criaturas, (Rom 8:19-22), criaturas que esperan ansiosamente la redención. Pero hasta que no venga Jesús, las cosas se degradarán, y el temor que Dios puso en los animales para proteger al hombre de ellos después del diluvio (Gen 9:2) será retirado y los seres humanos se convertirán en sus presas fáciles .

"Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. 8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra." (Apocalípsis 6:7)

El hambre, las guerras, las plagas, los terremotos, los volcanes, las muertes masivas de animales y los animales devoradores de hombres son avisos suficientes para que entendamos que la situación que vivimos nos algo transitorio o fortuito. Nos avisan que la maldad ha colmado la paciencia de Dios y que su Espíritu ya no puede soportar tanto pecado. Pronto será retirada la protección de Dios y las consecuencias del mal alcanzarán su pleno desarrollo.

Por ahora, la destrucción vendrá de la mano del hombre y de los agentes satánicos. El hombre destruirá al hombre porque Dios no contendrá ya más los efectos de la maldad.

Aferrémonos a Dios, porque sólo el que tome su mano sobrevolará el caos como el águila sobrevuela la tormenta.

Que Dios os bendiga.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada