¿Eres tú un ciudadano de segunda?

El viernes, en Perú murieron más de treinta seres humanos por defender su hogar de la codicia y el terrorismo del Gobierno.



Queridos amigos, estos hombres y mujeres han sido arrollados, asesinados, aniquilados, sin contemplación, por un gobierno ambicioso, codicioso, que solo busca la privatizazción del mayor (y practicamente único) plumón que queda en la tierra. Estos indígenas han protestado pacíficamente para que no se destruya su hogar.

Ellos llegaron primero, fueron arrinconados por la sociedad civilizada, y ahora el gobierno de su pais quiere vender toda la selva amazónica a empresas privadas. Y aún "su" presidente, Alan García, tiene la poca verguenza de llamarlos ciudadanos de segunda.

Amigos, ¿y nosotros?, ¿acaso seremos llamados ciudadanos de segunda cuando no estemos de acuerdo con las decisiones que tome nuestro gobierno?. Las fuerzas de seguridad de EEUU denominan como posible terrorista a todo aquel que hable demasiado de la Constitución, a aquellos que piensen, como yo, que el 11-S fue un autoatentado, a todo aquel que no esté de acuerdo con su Gobierno (aquellos que piensen por sí mismos), incluso aquellos que lleven pegatinas en sus coches.

Así que, amigos, preparémonos para que, en virtud de la paz y la seguridad, se nos llame terroristas o ciudadanos de segunda cuando no queramos vacunarnos de la H1N1 o la nueva gripe, cuando no nos queramos poner el Verichip, o cuando quieran obligarnos a guardar el FALSO día de descanso, el Domingo, y no lo consintamos.

Entonces nos darán caza como lo están haciendo en Perú con personas que no sólo defienden sus derechos y sus tierras, también los nuestros y también nuestro planeta.

Porque mucho se habla sobre este problema del Calientamiento Global, y nos acusan a nosotros, a los ciudadanos, todavía de primera, de producirlo con nuestro consumo incontrolado de recursos y la emisión de gases que emiten nuestros coches, sin embargo, si no es por este incidente de Perú, jamás nos habríamos enterado de que la Amazonia, nuestro mejor aliado contra el CO2, está siendo vendido a trozos, a sabiendas de todos los líderes mundiales.

Que Dios os bendiga, porque el gran Tribulación está cerca, preparémonos para ponernos del lado de Cristo aunque eso nos cueste perder todos los derechos que nunca hemos tenido.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada