El coche Tata Nano, reclamo para una campaña de esterilizaciones en la India

«Esterilízate para ganar un coche» es la última propuesta que han hecho las autoridades en la India en su lucha por frenar el brutal crecimiento de la población, uno de los grandes desafíos que afronta la India en este siglo aún entrante.

La medida, en realidad una rifa, viene del distrito de Jhunjhunu, en Rajastán (oeste), como parte de un nuevo programa de incentivos voluntarios del Gobierno, que busca poner coto al crecimiento de la población, un problema, dicen sus responsables, «que es de todos».

«Es un sistema de lotería con premios. Repartiremos cupones para todas aquellos indios que vengan a esterilizarse hasta el día 30 de septiembre. Y quien gane, se lleva un coche», contó el jefe del departamento de Salud de Jhunjhunu, Sivaram Sharma.

Una rifa de electrodomésticos

La rifa, esterilización mediante, pone en juego un automóvil Tata Nano -el coche más barato del mundo-, pero también cinco motocicletas, cinco televisores de pantalla plana y siete batidoras, premios aún fuera del alcance de la mayoría de los indios.

«Aspiramos a doblar el número de personas que recurren a la esterilización, que son unas 10.000 anuales en Jhunjhunu. Porque la alta natalidad es un problema de nivel nacional, pero debemos atacarla distrito a distrito», contó Sharma.

Rajastán es una de las regiones indias donde más creció la población en la última década, (un 21,4%, según los datos del último censo publicado en 2011), pero el problema del crecimiento de la población es extensivo a gran parte de la India. En la actualidad viven en el país 1.210 millones de indios, 181 millones más que hace diez años (+17,6%), pese a que la India se ha embarcado a lo largo de las décadas en ambiciosos programas de control poblacionales que no siempre dieron resultados.

Fuente: http://www.abc.es/20110701/internacional/abci-tata-nano-esterilizaciones-india-201107011512.html

Nota dezpierta:

"Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra". (Génesis 9:1)

"Mas vosotros fructificad y multiplicaos; procread abundantemente en la tierra, y multiplicaos en ella". (Génesis 9:7)

Podemos observar como la Palabra de Dios, en poco menos de diez versículos, afirma que la voluntad de Dios para el ser humano era la procreación.

Debemos ser conscientes de que la población global, el mundo entero, los 7000 millones de personas, no llegaríamos a llenar el estado de texas. Vastas porciones de terreno están completamente vacías, pero el ser humano parece estar obligado a apiñarse en ciudades como única posibilidad de supervivencia.

Debemos saber que no hay problemas de calentamiento global por los habitantes de la India o de África, ya que ellos apenas disponen de electricidad, coches o fábricas.

El problema, si es que lo hubiera, está en el primer mundo, que expolia a los pobres para saciar el hambre provocado por el progreso.

Eugenesia, satanismo, egoísmo... Lo mejor para alcanzar la paz (interior), es acabar con los miles de millones de bocas hambrientas e inservibles que poblan el tercer mundo. Así, todos podremos dormir un poco más tranquilos. Perdón por la ironía.

Que Dios os bendiga.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

ESTIMADOS HERMANOS:
Solicito ser el sumo pontífice de las iglesias protestantes ecumenicas denominacionales porque soy el profeta Elias de la iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días, el profeta Elias del ecumenismo cristiano eclesiastico como prelatura de Moyobamba por el papa BENEDICTO XVI para la iglesia adventista del séptimo día en funciones alternas eclesiasticas, el profeta Elias testigo de Jehová, el profeta Elias rabino, el profeta Elias musulmán y el Lider universal del beduismo. Tambien soy el profeta Elias del macroecumenismo cristiano eclesiastico por el cual reúne a todas las prelaturas del profeta Elias universalmente.

Atentamente:
Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
Documento de identificacion personal:
1999-01058-0101 Guatemala,
Miembro adventista del séptimo día activo.

Publicar un comentario en la entrada