Al menos 300 muertos y 8.000 heridos por un terremoto en China

Al menos 300 personas han muerto y otras 8.000 han resultado heridas como consecuencia del terremoto de 7,1 grados registrado este miércoles en la provincia china de Qinghai (oeste), según el último balance ofrecido por vicesecretario de la prefectura autónoma tibetana de Yushu, Huang Limin, en declaraciones a los medios estatales.

   El seísmo dejará un alto número de muertos debido a que se produjo a primera hora de la mañana del miércoles, a que la mayoría de los habitantes de la región se encontraban durmiendo en sus hogares y a los débiles materiales con los que están construidas las viviendas de la zona, señaló un investigador de la Red de Centros de Terremotos de China, Sun Shihong.

   El temblor se registró a las 7.49 hora local (1.49 hora peninsular española) en la prefectura de autónoma tibetana de Yushu, situada en una zona montañosa que sirve de frontera entre la provincia de Qinghai y la región de Tíbet. En Jiegu, municipio de unos 100.000 habitantes y sede del Gobierno de Yushu, el 85 por ciento de los edificios se han venido abajo, según las autoridades locales.

   "El fuerte terremoto se ha producido a poca profundidad y su epicentro se ha registrado cerca de la capital de la prefectura", indicó Sun en declaraciones a la agencia estatal Xinhua. "Se estima que habrá un alto número de víctimas, ya que el temblor se produjo a primera hora de la mañana y los residentes aún no se habían levantado", añadió. "Además, debido a las estructuras de los edificios y a los daños registrados, un gran número de personas pueden estar heridas".

   "Las calles de Jiegu están dominadas por el pánico y repletas de gente herida, muchos de ellos con sangre en la cabeza", indicó Zhuohuaxia, un portavoz de Yushu, en declaraciones a Xinhua.

  "Tenemos que confiar principalmente en nuestras manos, ya que no disponemos de máquinas excavadoras", precisó.

   El terremoto ha provocado cortes temporales en las comunicaciones y ha causado daños en las carreteras y aeropuertos de Jiegu, ciudad de unos 100.000 habitantes situada a apenas 50 kilómetros al este del lugar donde se ha localizado el epicentro del seísmo. Hasta el momento se desconoce si la línea de ferrocarriles que une Qinghai y Tíbet ha quedado afectada.

   La mayoría de casas de la región están hechas de madera y adobe, lo que hace sencillo que se derrumben ante un terremoto, aseguró a Xinhua el subdirector de informativos de la cadena Yushu TV.


Nota dezpierta: Un nuevo terremoto azota el mundo en una zona tercermundista. Por ahora son 300 muertos, por desgracia terminarán siendo muchos más. 

Hace unos días el presidente de Irán instó a los habitantes de Teherán que se alejaran de la ciudad, hay más de 12 millones de habitantes y un terremoto allí causaría un desastre de proporciones épicas. Todos sabemos que en cualquier momento nos puede tocar a nosotros, pero sin embargo seguimos aferrándonos a nuestras vidas egoístas, a nuestros sueldos, a nuestras casas y coches sin querer pensar en que mañana quizás no estén ahí.

Jesús dijo que habría guerras y rumores de guerra, y terremotos y angustia en el mundo al fin del tiempo. Querido amigo, estás en ese momento profetizado por Jesús. Revisa tu vida y aférrate al único que no se esfuma.

Todos los días hay terremotos, quizás pronto sean más y más fuertes, quizás dentro de poco empiecen a caer meteoritos y haya tremendas catástrofes en el mundo. Y tú, ¿que harás?

Yo lo tengo claro, no temeré porque sé que Jesús viene pronto a salvarnos.


Que Dios os bendiga. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada