El Gobierno español donará 20 millones de euros para la construcción de un centro para el diálogo intercultural (léase ecuménico)

El Gobierno construirá el Rey Abdulá Bin Abdulaziz para el Diálogo Intercultural. Zapatero anuncia una inversión de 20 millones de euros a su proyecto.

Es el colofón a su grandioso y costoso proyecto de la Alianza de Civilizaciones. El Gobierno ha autorizado la firma del acuerdo para la creación del Centro Rey Abdulá Bin Abdulaziz para el Diálogo Interreligioso e Intercultural, que tendrá su sede en Austria (Viena), para fomentar el diálogo entre credos y culturas para la prevención y solución de conflictos.

Ni el mismísimo José Luis Rodríguez Zapatero, para el que “la tierra no pertenece a nadie, sólo al viento”, podría haberlo expresado mejor. Fue en la ONU, donde en 2004 comenzó su bienintencionada empresa de unir culturas y concluye con el centro hispano-árabe. El Ejecutivo de Zapatero aseguró haber destinado 3,75 millones de euros desde 2005 y a principios de año anunció una inversión de 20 millones de euros para los próximos cinco años.

Es más, la Alianza se salvó de los recortes previstos en los Presupuestos Generales de 2011, y vio aumentado su presupuesto un 33%.

Según el acuerdo, al que previsiblemente se unirá Austria, el Centro Rey Abdulá Bin Abdulaziz para el Diálogo Interreligioso e Intercultural será “una organización internacional” con personalidad jurídica propia, “con capacidad para contratar, adquirir bienes e intervenir en procedimientos legales”. No obstante, el acuerdo está abierto a la adhesión de otros Estados y organizaciones internacionales, aunque los tres países citados tendrán derecho de veto sobre la admisión de nuevos miembros.

El centro tendrá sede en Viena y su objetivo principal será impulsar el diálogo entre religiones y culturas como “instrumento útil” en la prevención y solución de conflictos. Asimismo, estará formado por el Consejo de las Partes, la Junta de Directores, el Foro Consultivo y la secretaría y se financiará, principalmente, con las contribuciones voluntarias de las partes...

Noticia completa: http://www.intereconomia.com/noticia...bdula-20111008

Nota dezpierta: Bueno, aquí tenemos otro ejemplo de los esfuerzos por unificar al mundo bajo un único gobierno y sobretodo una única religión. Y no importa que Zapatero sea ateo, porque la religión mundial no buscará honrar a un dios específico sino que buscará el "bien común", la paz y la seguridad.

Esta nueva religión se disfrazará de diálogo y tolerancia para todos aquellos que estén dispuestos a colaborar para fortalecer la unidad, aunque esto suponga el sacrificio de algunos "principios sin importancia".

Por eso no importa que creas en Jehová, Alá o Buda, porque lo importante será lo que tenemos en común, olvidando lo que nos separa.

Pero, cuando ese pequeño grupo de individuos, entre los cuales deseo encontrarme, se niegue a doblegar su vida y no se arrodille ante la efigie ecuménica del Nuevo orden Mundial, cuando estos elitistas comprueben que ponemos en riesgo su plan de dominación global, desaparecerá la tolerancia y el amor y se transformarán en odio y persecución.

Amigos, Jesús vuelve muy pronto, el ecumenismo lo llena todo, la religión se entremezcla con el ateísmo y la ciencia, los protestantes abrazan los esfuerzos de unión del catolicismo y las soberanías caen en pro de una unión más férrea.

Aferrémonos fuertemente a Jesús y no cedamos en nuestros principios basados en el amor y la obediencia de aquel que dio su sangre por salvarnos.

Que Él os bendiga.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada