La Iglesia protestante de Escocia admite temporalmente a los sacerdotes gays.

La Iglesia de Escocia, que agrupa a la mayor parte de los protestantes escoceses, ha votado este lunes levantar, temporalmente, la prohibición a sus ministros de ser homosexuales, según informa el diario británico 'The Guardian.

Esta Iglesia prohibió que sus ministros fuesen gays o lesbianas en 2009, después del escándalo del sacerdote homosexual Scott Rennie, sacerdote de Aberdeen.

La asamblea general de esta confesión, que tiene capacidad de establecer normas y principios, tomó esta decisión que permite a los homosexuales ser sacerdotes por primera vez desde su fundación, en 1560, por John Knox, figura clave en las reformas escocesas.

El voto llega tras una fuerte polémica que apuntaba a un posible cisma en esta confesión, en el caso de que, como ha ocurrido, se les permitiera ser ministros de la iglesia.

De hecho, 1.800 párrocos y unos 40.000 parroquianos han amenazado con abandonar esta fe si se permitía acceder a ella a los gays y a las lesbianas.

El reverendo Jim Simpson, moderador de la asamblea general, declaró que "espero que la Iglesia continúe escuchando y hablando en su seno en lugar de ocurra lo que ha pasado a menudo en el pasado, abandonarnos y crear una nueva secta o una nueva Iglesia. Pase lo que pase, manténganse con nosotros".

Uno de los ministros que está en contra de la medida, el reverendo Graham Nash, afirmó conocer a fieles homosexuales que también están en contra de esta decisión. " Conozco personalmente a muchos cristianos homosexuales que encuentran muy difícil o imposible reconciliar su orientación con su entendimiento de los propósitos de Dios", afirmó.

Fuente

Nota dezpierta: ¿Temporalmente? ¿Cómo es esto? Ahora dejo a los pastores que sean homosexuales y cuando nos cansemos ¿les prohibimos la homosexualidad?

¿Podemos imaginarnos a Dios tolerando el pecado temporalmente?

Evidentemente, esta medida tiene poco o nada de temporal. El pueblo "cristiano" que se apartó de las mentiras del catolicismo, comienza a evidenciar los frutos de la amalgama con las corrientes sociales y las doctrinas de la Nueva Era de que el amor (falso amor) está por encima de las leyes y de cualquier tipo de dogma.

Y si salen de esa Iglesia a ¿dónde irán? Espero que no vuelvan al catolicismo como han hecho muchísimos luteranos, espero que hayan empezado a pensar seriamente en las advertencias de los ángeles de Apocalípsis:

"Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades". (Apocalípsis 18:4,5)

Cuando el cielo interpela al creyente a salir de Babilonia, que son las iglesias que están apostatando, éste parece quedarse sin refencia eclesiástica y puede caer en el error de aferrarse a la primera iglesia que se le cruza por el camino.

Debemos ser fieles a Dios y a nuestra fe en Él. Llegará un momento en el que tendremos que depender de nuestra fe, aunque no podamos confiar en iglesias organizadas que poco tienen que ver con la Iglesia de Cristo, tenemos el mejor referente que es Cristo y podemos conocer su voluntad por medio de Su Palabra.

"Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos". (Mateo 18:20)

Que Dios os bendiga.

33 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué pena que gente piense de esta manera, pero qué se le va a hacer. El pensamiento y la doctrina homofóbica está repartida por todas las iglesias, son importar la denominación.

Anónimo dijo...

Tampoco se deben permitir:

-Negros
-zurdos
-Judíos
-Inmigrantes
-Gente de izquierda
-ETC


Venga, que todo lo que no nos gusta.

Dezpierta dijo...

Creo que te equivocas de cabo a rabo. Muchos cristianos confunden la tolerancia con el liberalismo.

La Biblia es clara, Dios condena la homosexualidad. Si no te parece bien podemos arrancar las páginas en las que lo hace y formamos una religión a nuestro gusto.

No confundas lo que la Biblia condena y afirma que es abominación, con lo que los seres humanos hemos tratado de discriminar.

Los negros, los zurdos, los judíos, los inmigrantes y la gente de izquierda no serán juzgados por lo que son sino por cómo han decidido vivir, según el conocimiento que hayan tenido del Creador.

Que la iglesia católica demonizara a los zurdos, es una más de sus supersticiones absurdas que nada tienen que ver con Dios.

Que los ultracatólicos, nazis, del Ku Klux Klan dijeran que los negros son los descendientes de Caín o barbaridades parecidas, sólo obedece a sus intereses fascistas de supremacía global.

Por favor, no confundas.

Que Dios te guíe.

Anónimo dijo...

El problema es que el libro de Levítico también dice que comer mariscos es una abominación.

Anónimo dijo...

¿Cómo Pablo de pronto conoce la palabra homosexual en 1 co 6:9? siendo que es una palabra moderna?

Anónimo dijo...

El desconocimiento de la semántica implica entradas ridículas como la de que:
¿Cómo Pablo de pronto conoce la palabra homosexual en 1 co 6:9? siendo que es una palabra moderna?

¿No te suena SODOMITA acaso? en el lenguaje tenemos varias palabras para representar el jmismo concepto y el que homosexual sea una palabra "moderna" no implica que sea diferente de SODOMITA.
Por lo demás la libertad sexual está definida y enmarcada, cualquiera que desea a un ser del mismo sexo no tiene el juicio sano. Y PUNTO.

Anónimo dijo...

Primero, un milagro de la lingüística. Parece ser que Pablo de Tarso creó la palabra homosexual en el siglo II, cuando en realidad se creo a finales del siglo XIX. La palabra que San Pablo pone en el griego «original» es arsenokoitai, que se ha traducido según la óptica del traductor: homosexual, sodomita, pederasta, pervertido o persona de mala moral.
La Nueva Biblia católica de 1974 rompe más barreras lingüísticas todavía y asevera que quiere decir «homosexuales practicantes».
Verdaderamente no se sabe lo que quería decir esa máquina de condena que era Pablo de Tarso. Viendo la indiferencia sobre el tema que tenía Pablo en la Epístola a los Romanos, es posible plasmar la misma mano ambigua a este pasaje.

Anónimo dijo...

Génesis, 19. El pecado de la inhospitabilidad.

Si te lees los 11 versículos, verás que tratan primero de violación. Los habitantes de Sodoma no querían ligarse a los huéspedes de Lot ni irse a bailar con ellos, querían violarlos. Pero el problema no yace en la violación tampoco, sino en la falta hospitalaria de los sodomitas. Lot está dispuesto a entregar a sus dos hijas vírgenes a cambio, pues no quiere romper el amparo del visitante, tan vigente en la cultura hebrea.
Basta con echar un vistazo a las posteriores interpretaciones de Sodoma (que fue destruida por la mano de Dios) en otros versos bíblicos.

Ezequiel, 16:48: «Este fue el crimen de tu hermana Sodoma : orgullo, voracidad, indolencia de la dulce vida tuvieron ella y sus hijas; no socorrieron al pobre y al indigente».
Sabiduría , 19:13-15: «Mas sobre los pecadores cayeron los castigos, precedidos, como aviso, de la violencia de los rayos. Con toda justicia sufrían por sus propias maldades, por haber extremado su odio contra el extranjero. Otros no recibieron a unos desconocidos a su llegada . pero éstos redujeron a esclavitud a huéspedes bienhechores. demás habrá una visita para ellos porque recibieron hostilmente a los extranjeros... ».
Mateo 10, 5:15: «a estos doce envió Jesús, después de darles estas instrucciones: «No toméis camino de gentiles ni entréis en ciudad de samaritanos; 6 dirigíos más bien a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca . Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios. Gratis lo recibisteis; dadlo gratis. No os procuréis oro, ni plata , ni calderilla en vuestras fajas; ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni sandalias, ni bastón; porque el obrero merece su sustento. «En la ciudad o pueblo en que entréis, informaos de quién hay en él digno, y quedaos allí hasta que salgáis. Al entrar en la casa , saludadla . Si la casa es digna , llegue a ella vuestra paz; mas si no es digna , vuestra paz se vuelva a vosotros. Y si no se os recibe ni se escuchan vuestras palabras, salid de la casa o de la ciudad aquella sacudiendo el polvo de vuestros pies. Yo os aseguro: el día del Juicio habrá menos rigor para la tierra de Sodoma y Gomorra que para aquella ciudad».

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Yo cité a esas personas, porque en décadas y siglos pasados se utilizaba la Biblia para condenar a estas personas diferentes como se hace en la actualidad con los homosexuales.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

El único que no se entera eres tú. Qué hay que ser muy objetivo para darse cuenta del fraude de la condena a los homosexuales según la Bilia. Qué es eso UN FRAUDE.

Anónimo dijo...

Serán viciosos, por las condiciones en la que viven, es decir de segregación y debido a la difícil búsqueda de alguien con quien estar. Homosexual no es igual a promiscuedad, que da sí es un hecho, pero no generalizes. Al final es su culpa.

Anónimo dijo...

Al final no es su culpa. Es culpa de esta sociedad marginaora.

Anónimo dijo...

alguien se ha dado cuenta de que los homosexuales y lesbianas no se pueden reproducir. por que no es natural

Anónimo dijo...

Claro, es la sociedad que margina tal y como excluyen los colectivos gays y lesbianas al resto de la sociedad negando la entrada de nuevos seres, de su cuidado, de su educacion...

Es el summun del egoismo, todo para ellos en sus mundos de Yupi. Y pretenden imponer su sistema de pensamiento destructivo al resto de mortales y es que ademas van de martires si denuncias su demencia.

Estos son peores que las ordenes mendicantes del Medievo, aquellos trabajaban para un consorcio, estos no tienen ni la capacidad de congregarse salvo la vomitiva cantinela amenazante.

Entre un curita pederasta y un defensor de la homosexualidad no encuentro diferencia , ¿por que no se ofrecen los colectvos gays a los curillas pedófilos (en vez de tratar de mostrar que son contrarios) y así no ahorramos las violaciones de nuestros hijos?

Banda de degenerados hipocritas, ni con la pura razon pueden defender su tesis

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJA Te dejo porque me ha hecho mucha gracia lo que has dicho. Te dejo en tu ignorancia.

Alberto dijo...

Por Dios cuanta ignorancia pululando x la web, los homosexuales la gran mayoria nacen así, es algo q no pueden explicarlo simplemente sienten atracción por el mismo sexo, yo no creo en q eso sea pecado el problema es cuando tratan d hacer legales un montón d vacios digamoslo así "divinos", dond reclaman igualdad en el matrimonio, algo fuera d la ley y peor aún adoptar hijos ( probablemente heterosexuales) creciendo en un ambiente q no es el correcto, yo si stoy d acuerdo en las uniones, más no en la palabra "matrimonio" y menos la adopción d niños.

Dezpierta dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, pero me gustaría pediros que cuidárais vuestras palabras para no herir a nadie.

He borrado algunos comentarios, no poque puedan ser contrarios a mi forma de pensar sino porque contienen insultos y en ellos se puede ver el ánimo de ofender.

Comentarios como "medrar buscando ojetes que perforar"o "no me jodas que la inmensa mayoria de "maricones" son viciosos sin control", no se toleran en este blog.

No hay cosa que más me disguste que tener que borrar comentarios. Por favor cuidad vuestros escritos, porque aunque en el fondo sean correctos, las formas son dañinas.

No obstante, debo decir que coincido en el fondo con los comentarios borrados: la mayoría de los homosexuales son personas que se han dejado llevar por su sexualidad hasta el punto de aburrirse de lo natural y buscar lo antinatural.

Lo que tienen las adicciones es que cada vez se necesita profundizar más y más, porque lo que, en un principio, satisfacía ya no lo hace.

Decir que la gran mayoría de los homosexuales nacen así, sí que demuestra gran ignorancia.

No hay un gen que determine la homosexualidad; por lo tanto, lo más lógico es que sea adquirida. Su existencia se debe a factores socio-ambientales.

Lo de las hormonas es aparte, no determinarian homosexualidad sino Identidad Sexual que es otra cosa.

La homosexualidad es una preferencia sexual solamente. Es decir, si tu educas a una niña como si fuera un niño, tiene muchas más posibilidades de identificarse con los gustos masculinos y viceversa.

La cuestión es: ¿me gustan las mujeres de forma instintiva o es cuestión genética?

Sinceramente, creo que es una cuestión puramente psicológica.

Que una mujer nazca XY (genética masculina), osea que es genéticamente un hombre con cuerpo de mujer, no determina su inclinación sexual, de la misma manera que hay mujeres XX que se sienten atraídas por mujeres.

Lo que pasa es que transgredir nos atrae demasiado.

Que Dios os bendiga.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo ALberto.

Anónimo dijo...

Dezpierta, con todo todo respeto te digo que ignoras muchas cosas. Sólo dices loq eu has escuchado y dejas llevar una lógica que pertenece al razonamiento circular. Espero que hayas visto el docuemntal que te recomendé "porque la Biblia me lo dice así".

Anónimo dijo...

alguien se ha puesto a pensar que dice y como nos mira Dios, alguien escucha su tierna voz que dice a los que tienen problemas que le atrae el sexo opuesto. yo lo oigo y dice: hijo mi te amo y te perdono y no sigas tus malos caminos de tu corazon sino que sigue mis pasos

Anónimo dijo...

Claro, que lo pienso. Yo siento que me dice: te amo, soy misericordioso, te he dado una vida para que la disfrutes, no soy ese Dios malvado y juicioso que todo el mundo ve, soy más que la Biblia, soy un Dios vivo que voy más allá de las escrituras, te he creado con virtudes y defectos. PERO SOBRE TODO TE AMO Y NUNCA TE DEJARÉ SÓLO. NO SOY UN DIOS DE CONDENACIÓN. Eso es lo que yo siento que Dios me dice.

Dezpierta dijo...

"...No quisieron andar en sus caminos, ni oyeron su ley. Por tanto, derramó sobre él el ardor de su ira, y fuerza de guerra; le puso fuego por todas partes, pero no entendió; y le consumió, mas no hizo caso". (Isaías 42:24,25)

"Abominación son a Jehová los perversos de corazón; Mas los perfectos de camino le son agradables. Tarde o temprano, el malo será castigado; Mas la descendencia de los justos será librada". (Proverbios 11:20,21)

Tienes razón, Dios no es un Dios de condenación, pero:

"De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos". (Romanos 13:2)

Nosotros nos condenamos a nosotros mismos cuando amamos más nuestros caminos, nuestras apetencias antes que a Cristo.

"El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. 19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas". (Juan 3:18,19)

"Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; 8 y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios". (Romanos 8:7,8)

Creo que Pablo deja bien claro que aquellos que nos dejamos llevar por nuestras apetencias (sexuales o de otra índole) somos enemigos de Dios y, en esas condiciones, somos incapaces de agradar a Dios.

Creo que son suficientes evidencias. Por supuesto que Dios es más que la Biblia, porque la Biblia sólo refleja la voluntad de Dios para los hombres. Sólo es Su Palabra escrita por seres humanos. Dios es infinitamente mucho más. Pero eso no quiere decir que su Palabra se equivoque. La condenación viene a todos aquellos que, conociendo la voluntad de Dios, prefieren seguir en sus caminos y seguir satisfaciendo sus apetencias.

No importa si un homosexual nace o se hace, el ser humano nace pecador y por medio de Cristo debe aspirar a dejar de pecar. El texto de Romanos 8 no puede ser más claro: Si nos dejamos llevar por la carne, por nuestros instintos o nuestra naturaleza, nos convertimos (nosotros solitos) en enemigos de Dios.

Pero ese Dios al que tu definirías como malvado por condenar a aquel que hace lo que le apetece, por el contrario, es un Dios justo y sobretodo misericordioso, que perdona la iniquidad hasta el último aliento del pecador, si este toma la decisión de negarse a sí mismo, como Cristo hizo.

"Cuando yo dijere al justo: De cierto vivirás, y él confiado en su justicia hiciere iniquidad, todas sus justicias no serán recordadas, sino que morirá por su iniquidad que hizo. Y cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; si él se convirtiere de su pecado, e hiciere según el derecho y la justicia, si el impío restituyere la prenda, devolviere lo que hubiere robado, y caminare en los estatutos de la vida, no haciendo iniquidad, vivirá ciertamente y no morirá. No se le recordará ninguno de sus pecados que había cometido; hizo según el derecho y la justicia; vivirá ciertamente". (Ezequiel 33:13-16)

Que Dios os bendiga.

Alberto dijo...

El problema dezpierta es q tu tomas a rajatabla la biblia y creo q estas sumamente equivocado, xq hay cosas q van más allá d la biblia q no tienen explicación, yo te podría decir q muchos homosexuales nacen así x el hecho q en su vida anterior fue mujer y en su "cascaron astral" trajo parte d sus preferencias anteriores, pero claro tú no vas a dar eso como valido xq la biblia no menciona la reencarnación como tal.
Recuerda la frase d jesus d la verdad no hara libres no encacilles la vida en si a la biblia, el mundo tiene muchos misterios q solo se sabran al momento de nuestra transición.

Dezpierta dijo...

Perdona, ¿crees en la Biblia y en la reencarnación?, ¿cascarón astral?, ¿vida anterior?

Amigo, no es cuestión de creer o no a rajatabla en la Biblia (que por supuesto que lo hago), es cuestión de no mezclar doctrina de Dios con doctrina de demonios, como haces tú.

La reencarnación es una filosofía radicalmente pagana que va en contra del Dios de Israel. Por favor, no mezcles a Dios con Satanás.

"Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás". (Génesis 2:16,17)

Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal". (Génesis 3:4,5)

Evidentemente la filosofía que eriges, concuerda a la perfección con la advertencia engañosa que Satanás hizo al ser humano en el Edén.

Dios advirtió de la muerte, como consecuencia de la desobediencia y rebelión del ser humano contra su Creador. Un muerte total, una muerte definitiva, la inexistencia.

Pero la serpiente, Satanás, argumenta lo contrario, que vivirán eternamente, que aunque aparentemente mueran, en otra dimensión o en otro cuerpo seguirán viviendo.

Querido amigo, ¿Quién querría vivir reencarnándose eternamente en un mundo como este, lleno de odio y dolor? Qué cruel sería Dios si permitiera esa barbaridad.

Como ya he dicho, la reencarnación es una doctrina satánica. Te recomiendo que leas más la Biblia y menos a Madame Blavatsky y Alice Bailey.

Porque por desgracia, está pegando duro las filosofías de la Nueva Era, promovida por los luciferianos de la Teosofía. Estúdialo todo bien por favor.

Te recomiendo que leas esta entrada, que habla de los fundadores de la Teosofía moderna:
Lucis Trust

Por último, quiero añadir un versículo en el que Jesús, el Rey de reyes, afirma que no todos vamos a ser salvos:

"No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad". (Mateo 7:21-23)

Bendiciones.

Anónimo dijo...

Dezpierta, lo que pasa ese es tu punto de ver las coas, si tú crees que la homosexualidad es maldad y que un homosexual es maligno vas a citar todos los pasajes que hablen sobre ella. Aunque tu posición es entendible, porque todos hemos nacido en una sociedad en la que se nos has dicho que la homosexualidad es mala que es pecado, etc, etc. Incluso hay homosexuales que son homofóbicos, por la misma razón ellos han nacido en la misma subcultura de la homofobia. Si investigas bien la Biblia en realidad no condena la homosexualidad. OBVIAMENTE ESTO LO VERÁS REALIZANDO UNA INVESTIGACIÓN AFONDO Y EN SERIO SOBRE EL ASUNTO SIN DEJARTE LLEVAR POR TUS PREJUICIOS Y CON UNA MENTE ABIERTA.

Anónimo dijo...

Diez Mitos de las Interpretaciones Homofóbicas
de Romanos 1:24-27

1 “En Romanos 1:24-27 Pablo condena todos los homosexuales”. Pablo no hace ninguna referencia al concepto moderno científico de la orientación sexual de personas. Más bién condena la codicia y lujuria (la “pasión” excesiva, irracional, egoísta) que se expresa en los actos sexuales de opresión y explotación comunes en el mundo gentíl idólatra de la época, sean de actos: (1) procreativos entre varones con mujeres (1:24); (2) de mujeres que se ofrecen a varones para el sexo anal, que evita la procreación (1:26), o (3) del sexo anal entre varones (1:27).

2 “En Romanos 1:26 Pablo condena las lesbianas”. Ni la Biblia Hebrea (“Antiguo Testamento”, ni el Nuevo Testamento, ni el Korán refiere o condena al homoeroticismo femenino, las relaciones sexuales entre mujeres (el “lesbianismo”). En Romanos 1:26 (malinterpretado solamente desde 400 d.C. como una condenación de lesbianas), Pablo no habla de mujeres que “dejaron” sus varones o “cambiaron” sus compañeros sexuales (cp. los varones en 1:27), sino de mujeres que cambiaron sus prácticas sexuales (procreativas) para algo “contra la naturaleza”--es decir se ofrecieron a varones para el sexo anal, evitando así la procreación.

3 “En Romanos 1:24-27 Pablo condena todos los actos sexuales de amor entre varones”. Pablo en Rom 1:24-27 nunca habla del amor y en 1:27 lo que condena is la lujuria (codicia, pasión) expresado en actos del sexo anal entre varones, donde la codicia impulsa la opresión y explotación que daña al prójimo (especialmente a los débiles: los esclavos, prostitutos y jovenes).

4 “En Rom 1:24-27 Pablo explícitamente condena los actos homoeróticos como pecado”. Pablo en Rom 1:24-27 no hace ninguna referencia al “pecado”, sino que trata de toda las pasiones y actos sexuales bajo la categoría cultural de “inmundicia”, que (según los estudios modernos antropológicos) describe cosas materiales “fuera de su lugar apropriado”. Cuando el semen o sangre fluyen del cuerpo, las personas involucradas quedan “inmundos/sucios/impuros” y descalificados para la participación en el culto. Tanto más el semen depositado “fuera del lugar” en el sexo anal dejó a las personas inmundas. Pero posteriormente Pablo lleva a cabo un tipo de “deconstrucción” del concepto tradicional de “inmundicia”, pues insiste que ahora para los cristianos “no hay nada impuro/sucio en sí” (Rom 14:14, 20; ver Jesús en Marcos 7:19).

5 “En Rom Pablo demuestra que la homosexualidad es una abominación, el pecado más grave”. Pablo nunca habla de la “homosexualidad” ni del “pecado” en Romanos 1:24-27 y la “inmundicia” sexual que el Apostol describe es más bién el castigo divino de gente idólatra que Dios había abandonado. Cuando Pablo enfoca el pecado en Romanos 1:18-23 y 28-32, hace hincapié en la idolatría y la injusticia/ opresión (1:18, 23, 25, 29) y termina su lista de vicios con referencia a gente “sin misericordia” (cp. Jesús en Mateo 25:31-46, donde nadie queda excluída de su Reino por pecados cometidos, sino por falta de misericordia y amor solidaria con los pobres, débiles y oprimidos). En Rom 1:24-27, al describir la inmundicia sexual de la gente idólatra, Pablo indica que sus actos sexuales eran motivados por la codicia/lujuria (contra el Décimo de los Diez Mandamientos). La trampa retórica que Pablo hace saltar en Rom 2:1-16 hace patente que la arrogancia y la hipocrisía de cualquier que piensa juzgar a los gentiles de 1:18-32 es más grave que los pecados señalados en 1:18-23, 28-32.

Anónimo dijo...

6 “En Rom 1 Pablo demuestra como ciertos individuos, por su idolatría, llegan a ser homosexuales”. En Romanos 1:18-32 Pablo no habla de “homosexuales” ni de individuos. Más bién procura explicar como la humanidad entera en una época pasada rechazó el Dios veradero, optó por la la idolatría (1:18-23, 25, 28) y sufrió el castigo divino de ser abandonado a la “inmundicia” sexual (1:24-27) y la injusticia (1:28-32). Puesto que ni la Biblia Hebrea ni la historia secular nos da información de tal “caída” de la raza humana (todos monoteístas, según la versión de Pablo), los historiadores y biblicistas comunmente concluyen que Pablo en Romanos 1:18-32 emplea el genero literario de “mito” o “leyenda” para establecer su argumento teológico. Pero aún si fuera un relato de algo que pasó, Pablo habla de una experiencia “prehistórica” de toda la humanidad--no describe el desarrollo psicológico de individuos modernos.

7 “En Romanos 1:26-27 Pablo condena todos los actos homoeróticos por ser ‘contra la naturaleza’” . La “naturaleza” no es una categoría de la teología bíblica (pues no occure en la Biblia Hebrea ni en los cuatro evangelios), sino un concepto filosófico griego (especialmente estoico) que Pablo emplea en sentidos distintos. Jesús y la Biblia Hebrea siempre hablaron más bien del Creador y su creacion (Génesis 1-2; Salmo 104, etc.). En Rom 1:26 Pablo describe el sexo anal entre mujer y varón (para evitar el embaraso) como “contra la naturaleza”; asimismo en 1:27 el sexo anal entre dos varones, que también evita la procreación. Sin embargo, como el concepto judío de la “inmundicia” sufre un tipo de “deconstrucción” en Romanos, también Pablo demuestra en Romanos 11:24 que Dios mismo continuamente actua “contra la naturaleza” (la conversión de los gentiles; cp. todos los milagros de Jesús y los apóstoles). Además, ahora los científicos han demostrado que los actos homoeróticos son comunes en mas de 450 especies de animales, y entre los seres humanos (como en la preferencia de la mano zurda), lo que es “natural” para algunos es “contra la naturaleza” de otros.

8 “En Romanos 1:24-27 Pablo condena todos los actos homoeróticos por ser ’vergonzosos’”. Los conceptos de “vergüenza” y honor/deshonra, como los de la “inmundicia” y “contra la naturaleza”, también sufren un tipo de deconstrución en el desarrollo del pensamiento de Pablo en Romanos. En Rom 1:24 y 26-27 Pablo describe la codicia y ciertos actos sexuales inspirados por la lujuria como “deshonorables” en la socieded patriarcal de su época. Sin embargo, en el parrafo clave de la carta (Rom 3:21-16) el Apostol revela como Dios demuestra su justicia liberadora para la redención de la humanidad por medio de la muerte de Jesús, cuya crucifixión representa la experiencia más vergonzoso de la época--y Pablo insiste que de este evangelio, de un mesías crucificado, ¡“No me avergûenzo”! (Rom 1:16-17). Más bién afirma dos veces que ningúno que cree en este Mesías crucificado debe avergonzarse (Rom 9:33; 10:11), sino “jactarse” (tres veces: 5:2-3,11), aún en medio de la opresión y persecución que normalmente avergüenzan a los víctimas. Es decir, Pablo enseña a sus lectores de “discernir” (12:1-2) cuando existe una vergüenza merecida, entre gente culpable de actos de lujuria y explotación sexual de los débiles, y cuando los creyentes en un Mesías crucificado deben “despreciar” la vergüenza no merecida que una sociedad opresora procura provocar entre los débiles y oprimidos (Hebreos 12:2).

9 “En Romanos 1-2 Pablo demuestra porque, entre los gentiles (idólatros) la homosexualidad fue común , pero es (casi) desconocido entre los judíos y cristianos”.

Anónimo dijo...

Tanto la literatura de la antigüedad como los abundantes estudios científicos modernos demuestran que no existe ninguna correlación entre la fe monoteísta (judía, cristiana, islámica, etc.) y la orientación heterosexual, ni tampoco entre una religión “idolátrica” (con imágenes de Dios o los dioses) y una orientación homosexual o bisexual. De hecho, en Romanos Pablo señala que los judíos y otros que condenan a los paganos idólatros “hacen las mismas cosas” (2:1), y en la misma carta cuenta como en su despertar sexual adolescente experimento la tentación de “todo tipo de codícia/lujuria” (7:8; usando la misma palabra griega que describe las inmundicias sexuales den 1:24). De hecho el estudio psicológico principal de Pablo concluye que el Apostol mismo era una persona de orientación sexual, pero reprimido.

10 “En Romanos 1:18-32 Pablo demuestra una comprensión científica de la homosexualidad que supera la de los científicos incrédulos modernos (que apoyan la “agenda” gay”). El discurso del Apóstol en la trampa retórica de Rom 1:18-32 no pretende ninguna comprensión científica de la sexualidad humana, sino que denuncia la impiedad e injusticia/opresión de los idólatros y la codicia e inmundicia sexual que la raza humana sufrió desde el principio. Como Jesús utilizó la “semilla de mostaza” (sin precisión científica) para ilustrar los principios de su Reino, Pablo incorpora en su denuncia referencias a la inmundicia sexual de los idólatros, caracterizada siempre por la lujuria y el egoísmo--a veces recurriendo al sexo anal entre mujeres y varones (1:26) o entre dos varones (1:27). Sin embargo, Pablo parte de un tipo de “mito” (una caída prehistórica de una raza totalmente monoteísta y “heterosexual” en sus prácticas) y no demuestra ninguna comprensión de la evolución ni la metodología de un historiador científico moderno; tampoco demuestra una comprensión de la orientación sexual, una nueva percepción científica del Siglo XIX. Este descubrimiento nos ayuda entender que ni ser zurdo ni ser homosexual es una consecuencia de la idolatría o la religión de ciertos antepasados, sino que representa una variación común entre unos 450 especies de animales--y entre los seres humanos de todo lugar, ideología y religión.

CONCLUSIONES Sin duda Pablo indica su condenación de todos los actos sexuales motivados por (1) la codicia/injuria/lascivia/pasión irrazonable y (2) caracterizados por la inmundicia/injusticia que (3) resulta en una merecida experiencia de vergüenza (Rom 1:24, 26-27), es decir, expresiones de arrogancia y egoismo que hacen daño (oprimen) al prójimo en vez de amarlo. Sin embargo, el hecho que el Apostol incluye bajo estas categorías ciertas personas que practican el sexo anal (sea de mujeres con varones, v. 26, o entre dos varones (v. 27) no implica que el Apóstol condena todas las expresión homoeróticas. Es importante notar que en el caso de tres de los elementos claves en la retórica de su condenación (1 inmundicia; 2 vergüenza; 3 actos contra la naturaleza), antes de terminar su carta Pablo lleva a cabo un tipo de “deconstrución”--señalando que
(1) nada en sí es realmente inmundo, pues todo es limpio:
(2) que a veces los seguidores del crucificado deben despreciar cualquier vergüenza
no merecida y recuperar su dignidad y orgullo como hijos/as de Dios; y
(3) que Dios mismo continuamente actua “contra la naturaleza” para hacer crecer su
iglesia.
El Apóstol así nos advierte que las cosas no son tan simples como pueden parecer al principio:

Anónimo dijo...

primero atrapa a los lectores judíos con la acusación de hipocresía (2:1.29);
segundo, demuestra que no solamente todos los gentiles, sino también todos los
judíos están bajo el dominio del pecado (3:20);
tercero, expone la Buena Notica de la redención de todos por la vergonzosa
crucifixión de Cristo 3:21-26);
cuarto, demuestra que la justificación (la liberación de toda condenación) y la
entrada en una nueva relación de paz con Dios (reconciliación) es por medio de la fe--sin obras de la Ley (3:27-5:11);
quinto, expone las dimensiones de la salvación que Jesús trae (libres de la ira,
5:9; del poder del pecado, 6; de la Ley, 7; y de la muerte, 8);
sexto, expone el proyecto histórico del Dios Libertador, soberano en su
misericordia, explica la incredulidad de Israel, pero tiene como meta final la salvación de todo Israel (11:26) y misericordia para todos, judíos y gentiles iguales (11:32);

séptimo, expone la praxis apropiada para el nuevo pueblo de Dios en un mundo
opresor (12:1-15:13, resumiendo los fundamentos que deben guiar nos en la esfera sexual (13:11-14---evitar “camas y excesos”, pero sin referencia a relaciones homoeróticas);

Solamente en 15:7-13 llega el Apostol a la meta y culminación de la carta, con la exhortación de desarrollar iglesias tolerantes e inclusivas. Obviamente, entonces, Pablo no escribió Romanos 1:26-27 para ser citados fuera de su contexto en programas modernas de radio o televisión, sino como parte íntegral de una carta larga y profunda. Esta carta llega a su punto principal solamente en 15:7 con la exhortación de ser iglesias inclusivas que dan la bienvenida a personas pobres, esclavos/as, marginadas y despreciadas, mujeres, no-casados/as--todo para la gloria de un Dios quien nos aceptó y nos liberó de toda condenación (ver 16:1-24).

Por lo tanto, podemos ver como la retórica enfocando las prácticas sexuales de los gentiles idolátricos, que en Romanos 1:24-27 suena totalmente negativa, en el desarrollo de la carta resulta tener elementos de continuidad, pero otros de discontinuidad: (1) siempre negativa (continuidad) es la codicia, la pasión excesiva que degrada y hace daño al prójimo; (2) sin embargo, otros elementos que suenen totalmente negativos en 1:24-27 experimentan una deconstrucción, una transformación para hacerse sumamente positivos: el concepto cultural de la inmundicia; actos “contra la naturaleza”; la vergüenza social--que muchas veces no es merecida. Dada esta dialéctica que Pablo desarrolla en Romanos, podemos concluir que 1:24-27 en el contexto de la carta entera no nos da ninguna base para condenar relaciones homoeróticas consensuales entre adultos, cuando expresan la justicia, la sabiduría y el amor de Dios.

Es cierto que en su retórica condenando la idolatría, injusticia e inmundicia sexual de los gentiles Pablo aprovecha de la similitud entre la idolatría de los paganos que:

(1) habían “cambiado” la gloria del Dios auténtico por imagenes de animales (1:23) y
(2) habían “cambiado” la verdad de Dios por la mentira idolátrica (1:25), mientras que
(3) las mujeres que, al practicar el sexo anal con varones, “cambiaron” relaciones
naturales (procreativas) por prácticas “contra la naturaleza” (1:26; es decir, prácticas no procreativas),
(4) y que los varones gentiles también habían “dejado” aun las relaciones anales con
mujeres para practicar el sexo anal con otros varones (1:27; es decir, cambiaron el objeto sexual femenino por objetos masculinos.

Anónimo dijo...

Tanta retórica podría dar la impresión que Pablo se opuso totalmente a todo tipo de “cambio”, dándonos una “etica absoluta” a favor del status quo. Interpretado así, Rom 1:26 nos daría una “prohibición absoluta contra todo tipo de planificación familiar, que procura “contra la naturaleza” de evitar el embarazo--incluso el método de “ritmo” aceptado por el Vaticano (pues Pablo no sabía nada de un “momento de concepción” cuando el esperma masculino junto con el óvulo feminino, antes del cual uno podría procurar evitar la procreación). Al hablar de una “caída” prehistórica (mítica) de los antepasados de la raza humana, Pablo no dice nada sobre jovenes que reconocen su orientación sexual desde adolescencia y sin ninguna experiencia de relaciones sexuales con mujeres. Si el “cambio” en sí es lo condenable, entonces un Pablo informado y coherente debe animar a tales jovenes de continuar siempre con relaciones homosexuales. De hecho, por supuesto, Pablo es el gran Teólogo de de Cambio, que procuró la transformación continua de la mente y praxis cristiana (Romanos 12:1-2) y esperaba una renovación total del cosmos (Romanos 8:18-25; ver 2 Cor 5:17).

Los cambios que el Apóstol denuncia en Romanos 1:23-27 con cambios que perjudican la gloria de Dios (1:23, 25) y el bienestar del prójimo (1:26-27). Por lo tanto, para evaluar los cambios requiere discernimiento: una mujer que cambia de esposos mientras el primero vive es “adultera”, pero si se vuelve a casar con otro varón después del fallecimiento del primero, no es adultera (7:1-6). Los cristianos son los que han sido liberados de su esclavitud a la Ley de Moisés para servir a Dios en la nueva vida del Espíritu (7:6), pues “Cristo es la meta y la terminación de la Ley” (10:4). Podemos ver, entonces, que la denuncia que hace Pablo contra los “cambios” (Rom 1:23-27) queda al nivel de retórica (como la semilla “más pequeña” en la parábola de Jesús; Mateo 13:32, una ilustración--que falta precisión científica--pero que sirve para ilustrar el punto del sermón). De ninguna manera nos da una base para condenar un varón cristiano homosexual moderno, que sin jamás haber tenido relaciones sexuales con una mujer, forma pareja permanente e exclusiva con otro varón para vivir fielmente en amor. El cambio que daña al prójimo sería aquel, propuesto por los ministerios pseudo-científicos “Ex-Gay”, que--en una época devastada por el SIDA--procuran romper tales relaciones estables para imponer “matrimonios” heterosexuales--crueles experimentos pseudo-científicos que, por lo general, terminan en divorcio, depresión, adicciones y suicidios.

Publicar un comentario en la entrada