Bin Laden negó su responsabilidad

Noticia del 16 de Septiembre de 2001

Osama Bin Laden

Bin Laden dice que sus principios religiosas son la mejor prueba de su inocencia.

El saudita Osama bin Laden, señalado por Estados Unidos como el principal sospechoso de los ataques a Nueva York y Washington, volvió a negar este domingo que esté envuelto en los mismos.

En un comunicado enviado a la agencia Prensa Islámica de Afganistán (AIP), con base en Pakistán, bin Laden aseguró que sus creencias religiosas le impiden participar en ese tipo de actividades.

"EE.UU. me está apuntando con el dedo, pero yo establezco categóricamente que no he hecho esto", aseguró.

"Aquéllos que lo hicieron actuaron por interés personal", agregó.

AIP es una agencia de noticias privadas, pero mantiene estrecho contacto con las autoridades afganas del Talibán.

Primera persona

AIP informó que la declaración le llegó a través del asistente de bin Laden Abud Samad.

Esta es la primera vez desde los ataques que Bin Laden habla personalmente.

Las negativas anteriores habían sido difundidas por fuentes anónimas o miembros del Talibán.

Según él, sus posibilidades de organizar un acto terrorista son inexistentes debido a las limitaciones de contacto con el exterior que le ha impuesto el líder del Talibán, Mullah Mohammed Omar.

"Estoy viviendo en Afganistán. Soy seguidor de Amir Ul-Momimnen (Omar), que no permite participar en esta clase de actividades", dijo Bin Laden el domingo.

Fuente: BBC NEWS

Nota dezpierta: Sé que el tema de Bin Laden ya se está haciendo pesado, pero quiero que quede reflejada esta noticia que fue publicada el 16 de Septiembre de 2001, cinco días después de la masacre de las torres gemelas.

Hemos afirmado que creemos que aquello fue una herida autoinflingida, que fue un ejercicio militar con el objetivo de sumir al mundo en una era de terror islámico y para aplicar medidas de control civil que hoy vivimos y que se recrudecerán. Y tenemos la plena confianza en que la reciente noticia sobre la muerte de Bin Laden es una estrategia del poder político americano para revivir los temores hacia el terrorismo y habilitar la posibilidad de nuevos atentados para seguir implementando las estrictas medidas policiales.

Es por eso que creemos interesante dejar constancia de que Bin Laden no reconoció la autoría del 11-S y que el FBI no lo buscaba por ese atentado, pero que se ha hecho creer a la opinión pública que el barbudo del turbante es el mismo demonio, que mató a miles y desea volver a hacerlo, y que sin él en el mundo estamos más seguros.

Los que alguna vez hemos convivido con el terrorismo, aunque, gracias a Dios, haya sido de lejos, sabemos que los grupos terroristas no pierden el tiempo a la hora de reclamar la autoría de los atentados, ya que estos tienen un objetivo, y es el de forzar la doblegación o el diálogo propuesto por un interlocutor, que en ese caso es el grupo terrorista.

¿Qué sentido tendría cometer un atentado sin autores aparentes?, ¿no sería matar por matar? Los terroristas actúan, normalmente con objetivos definidos, con un fin. Si nadie se hace autor de un atentado, ese atentado no ha servido para reivindicar nada.

Por esto, tantos esfuerzos de planificación, suicidios, gasto monetario... todo... ¿para nada?, ¿para decir: "yo no tengo nada que ver con eso"?

¿Que le habría costado a Bin Laden, sabiendo que nunca se libraría de la culpa y de que era el chivo expiatorio del 11S, el 11M y el 7J, reconocer la autoría, para poder reclamar lo que hubiera querido reclamar?

Sacad vuestras propias conclusiones.

Que Dios os bendiga.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada