Moneda de Carbono: ¿Podrás vivir sin ella?

Por Patrick Wood, Editor / www.augustreview.com
26 de enero 2010

Traducido por chemtrails sevilla y recortado y comentado por dezpierta.

Los críticos que creen que el dólar de EE.UU. será reemplazado por alguna nueva moneda mundial, quizás piensan demasiado pequeño.

En el horizonte se cierne una nueva moneda global que podrían sustituir a todas las monedas de papel y el sistema económico en que se basan.

La nueva moneda, llamada simplemente divisa de carbono, está diseñada para soportar un revolucionario nuevo sistema económico basado en la energía (producción y consumo), en lugar del precio. Nuestra economía en el sistema actual se basa en el precio y sus divisas relacionadas que han apoyado el capitalismo, el socialismo, el fascismo y el comunismo, está siendo conducidas al matadero con el fin de dar paso a una basada en el carbono del nuevo mundo.

Es claramente evidente que el mundo está trabajando bajo un sistema económico agonizante como lo demuestra la disminución acelerada de las monedas de papel. La era del dinero Fiat (papel moneda inconvertible) fue introducida en 1971 cuando el Presidente Richard Nixon disoció el dólar de EE.UU. del oro.

Debido a que el dólar se conviritó en moneda Fiat pasó a ser la moneda de reserva del mundo, todas las demás monedas finalmente hicieron lo mismo, dejándonos hoy en un mar de papel que es cada vez más indeseado, inestable, inservible.

El estado económico del mundo hoy es un reflejo directo de la suma de sus enfermas y moribundas monedas, pero esto podría cambiar pronto.

Fuerzas ya están trabajando para posicionar una nueva moneda de carbono como la solución definitiva, con llamadas globales para la reducción de la pobreza, el control de la población, control ambiental, el calentamiento global, la asignación y distribución de energía general de la riqueza económica.

Por desgracia para los individuos que viven en este nuevo sistema, también será necesaria la centralización y el control autoritario sobre todos los aspectos de la vida, desde la cuna hasta la tumba.

¿Qué es el carbón de divisas y cómo funciona? En pocas palabras, la moneda de carbono se basa en la asignación regular de energía a disposición de los pueblos del mundo. Si no se utiliza dentro de un período de tiempo, la moneda expirará (como minutos mensuales en su plan de telefonía celular) de modo que la misma gente pueda recibir una nueva asignación basada en nuevas cuotas de producción de energía para el próximo período.

Supongo que estas cuotas de producción estarán basadas en la capacidad de producción energética que tenga el indivíduo. Por tanto, alguien con mucha capacidad de producción, en cada revisión recibirá una mayor asignación y si la producción es energética directamente, la asignación será infinitamente mayor.

No servirá de nada ahorrar, abrá una "obligación" de aprovechamiento de la asignación para poder ir creciendo en la producción.

Debido a que la cadena de suministro de energía ya está dominado por la elite mundial, el establecimiento de cuotas de producción de energía se limitará a la cantidad de carbono de moneda en circulación en cualquier momento. También, naturalmente, al límite de fabricación, la producción de alimentos y el movimiento de personas.

Las monedas locales podrían permanecer en juego por un tiempo, pero finalmente se marchitarían y serían sustituidas en su totalidad por la moneda de carbono, de la misma manera que el euro desplazadó las monedas nacionales europeas en un periodo de tiempo.

Suena muy moderno en su concepto, ¿no? De hecho, estas ideas se remontan a la década de 1930 cuando cientos de miles de ciudadanos de los EE.UU. estaban abrazando una nueva ideología política llamada tecnocracia y la promesa de celebrar una vida mejor.

Este estudio consiste en el renacimiento de la tecnocracia y su potencial para rehacer el Nuevo Orden Mundial en algo realmente “nuevo”, y también totalmente inesperado por la gran mayoría de los críticos modernos.

Fondo

El movimiento social de la tecnocracia, con su sistema de contabilidad basado en la energía,, se remonta a la década de 1930 cuando un oscuro grupo de ingenieros y científicos ofrecieron como una solución a la Gran Depresión.

El científico principal detrás de la tecnocracia fue M. King Hubbert, un joven geocientífico que más tarde (en 1948-56) inventó la ya famosa teoría del cenit del petróleo, también conocido como la teoría del Pico de Hubbert. Hubbert afirmó que el descubrimiento de nuevas reservas de energía y su producción sería superado por el uso, con lo que finalmente causaría estragos económicos y sociales.

Hubbert recibió todos sus estudios superiores en la Universidad de Chicago, donde se graduó con un doctorado en 1937, y posteriormente fue profesor de geofísica en la Universidad de Columbia. Fue aclamado en toda su carrera, recibiendo muchos honores, como el Premio Rockefeller al Servicio Público en 1977.

La tecnocracia postuló que sólo los científicos y los ingenieros eran capaces de dirigir una sociedad compleja, basado en la tecnología de la sociedad.

La otra parte integrante de la Tecnocracia debía poner en práctica un sistema económico basado en asignación de energía en lugar del precio. Se propone sustituir el dinero tradicional con créditos a la energía.

El moderno énfasis en restringir el consumo de combustible de carbono que causa el calentamiento global y las emisiones de CO2 es esencialmente un producto del pensamiento tecnocrático temprano. Si el hombre usa toda la energía disponible y / o destruye la ecología, no se puede repetir o restaurar nunca más.

El objetivo es aumentar la eficiencia de la sociedad por la cuidadosa asignación de energía disponible a fin de encontrar un estado de “equilibrio”, o el equilibrio.

Para facilitar este equilibrio entre el hombre y la naturaleza, la tecnocracia propone que los ciudadanos recibirán Certificados de Energía con el fin de operar la economía:

Los certificados de Energía son publicados individualmente a cada adulto de la población … El registro de sus ingresos y su tasa de gasto se mantiene por la secuencia de distribución, de modo que se trata de una cuestión sencilla determinar el estado de un cliente en cualquier momento por la secuencia de distribución … Cuando haga compras de bienes o servicios se le entregará a la persona Certificados de Energía debidamente identificados y firmados.

Si se emitirán a cada adulto, en base a su capacidad productiva, ¿eso quiere decir que los niños no recibirán ningún tipo de compensación ni ayuda?, ¿puede ser ésta la medida perfecta para conseguir que comencemos a dejar de tener hijos porque sencillamente constituirán una carga?

Debido a que se registrarán los gastos y los ingresos, harán falta dispositivos tecnológicos que nos identifiquen, es decir control total, por una sola Organización: El Nuevo Orden Mundial.

"En primer lugar, una sola organización es la dotación y funcionamiento del mecanismo social en su conjunto. La misma organización no sólo produce sino que también distribuye todos los bienes y servicios.

Dos diferencias fundamentales entre la basada en el dinero de los precios y los certificados de energía son que: a) el dinero es genérico al titular mientras que los bonos son registrados de forma individual a cada ciudadano y b) el dinero persiste mientras que los certificados expiran.

La última faceta en gran medida impediría, si no del todo prevenir, la acumulación de la riqueza y la propiedad. ¿En serio? No lo creo. Aquellos con mayor capacidad productiva irán aumentando poco o poco su asignación de cuota de carbono.

Transición

Una influencia más probable en el pensamiento moderno se debe a la teoría del cenit del petróleo de Hubbert’s en 1954. Se ha ocupado un lugar destacado en el movimiento ecologista. De hecho, todo el movimiento mundial contra el calentamiento se sienta en lo alto de la teoría de Hubbert.

Cuando la Asociación canadiense para el Club de Roma declaró recientemente: “La cuestión del cenit del petróleo incide directamente en la cuestión del cambio climático.” (Ver Juan H. Walsh, ” La inminente crisis Twin – Un conjunto de soluciones? , p. 5. )

La propuesta moderna

Debido a la conexión entre el movimiento ambiental, el calentamiento global y el concepto tecnocrático de los Certificados de Energía, es de esperar que una moneda de carbono podría ser sugerida a partir de esa comunidad en particular, y de hecho, este es el caso.

En 1995, Judith Hanna escribió en la revista New Scientist, ” Hacia una moneda única de carbono “,” Mi propuesta es establecer una cuota global para la combustión de combustibles fósiles cada año, y para compartir en partes iguales entre todos los adultos en el mundo “.

En 2006, el Secretario británico de Medio Ambiente David Miliband, habló a la Comisión de Auditoría en una Conferencia Anual y afirmó rotundamente,

“Imagine un país donde el carbono se convierta en una nueva moneda. Llevaremos tarjetas bancarias que almacenan tanto en libras y puntos de carbono. Cuando compremos electricidad, gas y combustible, utilizaremos nuestros puntos de carbono, así como libras. Para ayudar a reducir las emisiones de carbono, el Gobierno pondría límites a la cantidad de carbono que se podrían utilizar. “

En 2007, el New York Times publicó ” cuando el carbono es la moneda “de Hannah Fairfield. Ella declaró enfáticamente “Construir un mercado de carbono, sus creadores deben crear una moneda de créditos de carbono que los participantes puedan comerciar”.

El 9 de noviembre de 2009, The Telegraph (Reino Unido) presentó un artículo ” podrían dar a Cada uno en Gran Bretaña una ‘concesión de carbón personal. “

“… La aplicación de derechos de emisión de carbono individuales para cada persona será la forma más efectiva de cumplir los objetivos para el corte de las emisiones de gases de efecto invernadero. Se trataría de personas con un número único que se entregaría a la hora de comprar productos que contribuyen a su huella de carbono, como el combustible, billetes de avión y la electricidad. Al igual que con una cuenta bancaria, una declaración que se enviará cada mes para ayudar a a mantener un control de lo que están utilizando. Si su “cuenta de carbono” se agota, tendrían que pagar para obtener más créditos “.

Si agotamos el crédito de carbono, ¿con qué pagamos si la moneda es precisamente lo que hemos agotado?, ¿acaso pagaremos con nuestro tiempo, tendremos que trabajar más para que nos den más crédito?, pero, si el sistema es en base a un límite de moneda carbono por persona, ¿qué sentido tiene que yo pueda obtener más a crédito? Creo que es el mismo sistema, pero con distinto nombre. Por si acaso, me acostumbraré a gastar poco o nada. ¡Vaya! ¡Pero si eso ya lo hago!

El Prototipo de Tarjeta de Energía de la Tecnocracia

En julio de 1937 un artículo de Howard Scott en la revista "La tecnocracia",

“El certificado será emitido directamente a la persona. Es intransferible y no negociable, por lo que no puede ser robado, perdido, prestado o regalado. Es acumulativa, por lo que no se puede guardar, y no se acumula o los intereses devengados. No es necesario que se gaste, pero pierde su validez después de un período de tiempo designado.

-

Esto puede haber parecido ciencia ficción en 1937, pero hoy es totalmente alcanzable. En 2010, la tecnocracia, Inc. ofrece una idea actualizada de lo que esa tarjeta de Distribución de Energía podría ser. En su página web,

“Ahora es posible utilizar una tarjeta de plástico similar a una tarjeta de crédito hoy en día con un microchip incrustado. Este chip puede contener toda la información necesaria para crear una tarjeta de distribución de energía tal como se describe en este folleto. Desde la misma información se proporcionará en cualquiera de sus formas como más se ajuste a la última tecnología, sin embargo, el concepto de una “tarjeta de Distribución de energía” es lo que se explica aquí. “

Si estudias la tarjeta anterior, también se nota que se sirve de una tarjeta de identidad universal y contiene un microchip. Esto refleja la filosofía de la tecnocracia que cada persona en la sociedad debe ser meticulosamente controlada y representada con el fin de rastrear lo que consume en términos de energía, y también lo que aportan al proceso de fabricación.

Conclusión

Donde hay humo, hay fuego. Cuando se habla, no hay acción.

En 1933, la tecnología no existió para implementar un sistema de certificados de energía. Sin embargo, con el equipo siempre avanzando de la tecnología hoy en día, todo el mundo podría fácilmente ser gestionados en un único equipo.

En este artículo se pretende demostrar que

-La moneda de carbono no es una idea nueva, pero tiene profundas raíces en la tecnocracia.
-La moneda de carbono ha crecido de una propuesta continental a una propuesta global.
-Han hablado consecuentemente de ello durante un período de tiempo largo.
-Los participantes incluyen a muchos destacados líderes mundiales, los bancos y grupos de expertos.
-El contexto de estas discusiones han sido muy consistentes.
-Hoy las metas para la aplicación de divisas de carbono son prácticamente idénticos a los objetivos de Certificados de Energía originales de la Tecnocracia.

Por supuesto, una moneda no es más que una medio para un fin. Quien controla la moneda también controla la economía y la estructura política que la acompaña. La investigación sobre lo que tal sistema podría ser similar será un tema futuro.

Si la élite mundial tiene la intención de reemplazar las monedas nacionales por las divisas de carbono, entonces los sistemas económicos y políticos del mundo también será radicalmente cambiado para siempre.

Lo que la tecnocracia no pudo lograr durante la Gran Depresión parece haber encontrado finalmente la tracción en la Gran Recesión.

Nota dezpierta: Queridos amigos, lo que supone esta filosofía es el cambio de la contabilidad de costes, es decir, supuestamente desaparece la arbitrariedad en los precios.

Si yo produzco una caja de caramelos que está valorada en la energía que pueda llegar a generar esa caja, es decir muy poco; a esa caja tendré que restarle el gasto energético para producir el producto, por tanto mi objetivo es que el gasto energético sea mínimo, con el objetivo de que mi producto sea rentable. NO existirán precios sino estimaciones de producción y de gasto energéticos.

Hace no mucho se publicó en este blog un documental sobre el Pico del Petróleo, muy convincente por cierto, en el que se nos aseguraba que el petróleo se estaba agotando. Hoy despues de leer que el "inventor" de esa teoría fue un asalariado de Rockefeller y que además es la cimentación de la política del falso calentamiento global, la pongo seriamente en cuarentena.

Estamos viendo con nuestros propios ojos como el plan del Nuevo Orden Mundial escapa a cualquier tipo de vaticinio por parte de la humanidad.

Es la idea de la Ecología y la adoración a la Tierra y al propio ser humano las que lo engloban todo. Esa será la Nueva Política, la Nueva Economía y la Nueva Religión: la adoración de lo creado y el olvido y la indiferencia hacia el Creador.

Nos harán creer que todo puede ser como en Pandora (Avatar), que conseguiremos una conexión con la Tierra que nos hará evolucionar hacia un estado superior y cuando muramos, no desapareceremos sino que pasaremos a formar parte de un Todo, porque hemos llegado a conectar con ese Todo.

Pero para conseguir ese mundo de sueño, antes habrá que establecer un control férreo de la sociedad. Nadie te impondrá no tener hijos, porque tener hijos irá en contra de la Naturaleza y además supondrán un mayor gasto energético y no habrá asignación para ellos.

"Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. 16 Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; 17 y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. 18 Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis". Apocalípsis 13:15-18

Seguro que te preguntaste como se haría realidad este texto. Hoy estás terriblemente cerca de saberlo. Aquellos que no se dejen controlar, que decidan no adorar el satánico sistema del Nuevo Orden Mundial, que deseen seguir adorando al Dios de Abraham, no podrán recibir asignación de ningún tipo.

Todo aquel disidente, que piense en contra del Nuevo Sistema, y que ponga por encima de ese orden sus creencias será apartado y no podrá comprar ni vender porque no habrá manera de controlar su producción ni su gasto energético. Porque no te pagará tu jefe, sino que en cada periodo, un mega-ordenador calculará tu vida y te asignará tu paga diréctamente en tu cuenta, asociada a tu chip.

Y ese chip, posiblemente, no será un microchip implantable, porque podrás llevarlo en tu cartera. ¿Pero a dónde vas tú sin tu cartera?... Y con el tiempo, todo serán facilidades si te implantas uno: no necesitarás llaves porque tu casa te detectará, tu coche arrancará sólo cuando te detecte a ti, y no tendrás ni que llevar cartera porque todo le llevarás dentro de ti.

Queridos amigos, esto es una realidad, el desastre del Golfo de México acelerará la imposición de la nueva moneda, pero todavía tienen que venir mayores desastres para que el mundo, llevado por el terror a la autodestrucción, acepte cualquier proposición, por satánica que sea.

Y se nota la urgencia... ¿tendrá algo que ver en esto el 2012? ¿Puede que esté lista la venida de aquel inicuo u hombre de pecado para moralizar al mundo e insistirnos en que necesitamos cambiar nuestra vida para no caer en el abismo? Pronto lo comprobaremos.

Jesús viene muy pronto. Prepárate.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen artículo. Creo que anuncia lo que todos sospechábamos, implementación del chip y control total.
A propósito del 2012, pienso que se trata de una gran distracción que nos llevaron poco a poco a creer. Cuando la gente vea que el fin del mundo, como muchos interpretan, no llega, volverán su vista hacia las cosas mundanas nuevamente.
Allí estará todo listo para el Nuevo Orden. Pocos escaparán, sólo los que mantengan la Fe.

Publicar un comentario en la entrada