Terremoto de 7 grados en Haití

Un sismo de magnitud 7.0 estremeció fuertemente Haití, el país más pobre del continente, provocando el pánico entre los habitantes, en particular en la capital donde se sintió con fuerza, indicaron funcionarios. Hasta el momento, de manera oficial, no se han reportado víctimas.

Una alerta de tsunami fue lanzada inmediatamente tras el sismo que se registró a las 21:53 GMT, informó el Instituto Geofísico de Estados Unidos (USGS). El temblor duró más de un minuto, según reportes.El USGS precisó que el sismo fue de 7.0 en la escala de Magnitud de Momento y se registró a 14 kilómetros de las localidades Carrefour, y 27 kilómetros de Petionville (sureste).

El canal Haitipal informó: “El Palacio nacional, el ministerio de Finanzas, el ministerio de Trabajo, el de Comunicación y de Cultura, el Palacio de Justicia, la Escuela normal Superior” se derrumbaron.
Además, indicó que el edificio del Parlamento como la catedral de Puerto Príncipe también se hundieron, así como la sede de la fuerza de paz de la ONU.
“La mayor parte de la sede de la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) quedó destruida. Hay mucha gente bajo las ruinas, tanto muerta como herida”, dijo el empleado local de la ONU.

El centro de Puerto Príncipe fue destruido y se temen centenares, declararon testigos.
“Creemos que tendremos centenares de muertos”, indicó un médico en Puerto Príncipe.

Testigos indicaron que el terremoto derribó edificios en la capital del empobrecido país y enterró a residentes bajo los escombros.
“Todo comenzó a temblar, la gente gritaba, y las casas comenzaron a derrumbarse (…) Es un caos total”, dijo un residente.
“Creo que es realmente una catástrofe de grandes proporciones”, dijo el embajador de Haití en Estados Unidos, Raymond Joseph, a la cadena CNN.

Según informes, las comunicaciones quedaron interrumpidas por efecto del sismo.
Más tarde, el Servicio Geológico de Estados Unidos informó que Haití sufre esta noche la peor ola sísmica de su historia con 12 temblores de alrededor de 5.0 grados Richter en sólo tres horas, todos réplicas del potente terremoto de 7.0 grados que le sacudió por la tarde.

Sostuvo que el suelo no ha dejado de moverse y desde entonces se han presentado 12 réplicas de entre 4.2 y 5.9 grados Richter, por lo que el pánico entre la población va en aumento y la ayuda a las víctimas se dificulta cada vez más.

De acuerdo con la lista del USGS, el epicentro de todas las réplicas se ubica en la misma zona, cerca de la capital haitiana Puerto Príncipe, a unos 10 kilómetros de profundidad.
En Puerto Príncipe, las primeras imágenes difundidas por la televisión muestran la gravedad de los daños.

Expertos aseguran que se trata de la peor ola sísmica en la historia del Mar Caribe, en tanto organismos internacionales apresuran el envío de ayuda para ese país que ha sido afectado en los últimos años por huracanes y conflictos armados.

El mandatario estadunidense, Barack Obama, dijo que Estados Unidos está dispuesto a dar su ayuda cuanto antes. “Mis pensamientos y oraciones están con los que han sido afectados por este terremoto. Supervisamos la situación y estamos listos a ayudar a la gente de Haití”, señaló.
Por su parte, el Banco Interamericano de Desarrollo afirmó que brindará 200 mil dólares en ayuda de emergencia inmediata para Haití.

El presidente del BID, Luis Moreno, dijo en un comunicado que los fondos serán usados para entregar alimentos, agua, medicinas y refugio temporal para las víctimas del gran terremoto.
Moreno dijo que el BID, que se concentra en América Latina y el Caribe, podría destinar más recursos para ayudar a la reconstrucción de Haití.

El terremoto de 7.0 grados en la escala de Richter sacudió a Haití y República Dominicana.
El instituto emitió una alerta de tsunami para Cuba, Bahamas, República Dominicana y la propia Haití a causa del sismo.



Una verdadera pena. Estas catástrofes nos hacen reflexionar acerca de la importancia de las cosas, de que hoy lo tienes todo y dentro de unos segundos no tienes nada, porque como dijo el sabio Salomón: todo lo de esta Tierra es vanidad.
Busquemos los tesoros del cielo, porque son los que no desaparecerán nunca.
Que Dios os bendiga y de fortaleza a todos aquellos que sufren las conscuencias de nuestra separación del Creador.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada