Haití: ¿petróleo, oro, iridio y óganos?


El responsable italiano en Haití considera un fracaso “patético” el operativo de ayuda a la isla, mientras muchos periódicos y prensa alternativa se cuestiona con razón si el terremoto fue provocado : "Haití y el armamento sísmico de Estados Unidos"

Red Voltaire


Terremoto superficial, numerosas replicas exactas a la misma profundidad, afectación muy concreta a solo una parte de la isla, logística del ejercito estadounidense perfectamente preparada para el simulacro de desastre en Haiti días antes, la agencia EFE y elDiario Pradva publicando un informe elaborado por la Flota Rusa del Norte denunciando esta posibilidad, la presencia del Comandante Delegado del Comando del Sur, el General P.K. Keen, en Haiti en la embajada de diseño antisísmico el día antes del terremoto, y la secuencia de imágenes del magnetómetro de inducción de la pagina oficial de HAARP el día del terremoto dan poco margen a la casualidad.

¿Qué és Haití?:
 Petróleo, Oro, Iridio (escaso mineral necesario para tecnología de satélites), apetitoso punto neurálgico para el trafico de drogas, a los que la CIA tradicionalmente nunca hace ascos, y un estratégico acercamiento a Venezuela justo al Sur.

¿Por todo esto, la Marina de EE.UU. ha invadido el país y 
ha anclado una de sus prisiones secretas en las aguas de Haití?

Otras noticias más desapercibidas son la denuncia del Fondo de las Naciones Unidas para Infancia (UNICEF) que dijo que 15 niños habían desaparecido de los hospitales de Haiti publicada por 
Presstv y la inquietantes preguntas de RENSE si "el ejercito israelí trafica con órganos en Haití", según el artículo, "algo bastante habitual con los palestinos".

Noticia publicada en: http://despiertateya.blogspot.com/

Escucha el Audioprograma sobre Haití en Mundodesconocido

Nota Dezpierta: Muchos, en muchas ocasiones me han recriminado: ¿cómo puedes pensar que haya gobernantes que puedan crear un atentado como el 11-S, sólo para obtener un beneficio económico o para obtener más control y poder?

La respuesta es sencilla:la mayoría de los dirigentes del mundo sólo sirven a un dios, el dios del dinero. Y como dijo Jesús: "Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o se llegará al uno y menospreciará al otro; no podéis servir a Dios y a las riquezas".

Aquellos que aman las riquezas y el poder, aborrecen a Dios y a su Ley, por tanto son capaces de todo con tal de saciar su insaciable egoísmo.

¿Como podría la decadente élite norteamericana que un pequeño y pobre país como Haití tuviera petróleo y otras riquezas y ellos no pudieran hacerse con él? Si han sido capaces de cruzar el planeta tantísimas veces en busca de petróleo (véase Kuwait, Irak, Afganistan, etc.) ¿cómo no iban a apoderarse de algo que tienen a la vuelta de la esquina?

Sólo espero que Jesús vuelva pronto y acabe con este egoísmo para siempre.

Que Dios os bendiga. 

3 comentarios:

MARIA LUCREZIA dijo...

No creas que solamente en Haiti se comercian organos, Mexico, Bolivia, Argentina, China etc. leí varios articulos sobre este tema, nada documentado pero si muchos testimonios no se si este nuevo horror sea verdad, deseo con toda mi alma que no, pero la maldad de algunos hombres supera al mismisimo demonio.-Que Dios en su infinita misericordia nos proteja a todos los que en El creemos.Sabes a veces pienso que Dios deberia destruir este mundo, con un diluvio como el anterior y empezar de nuevo todo, porque ya es una tortura ver lo que pasa y lo que los poderosos le hacen a los más débiles.-El dolor ajeno me duele igual que el propio.-Estoy muy triste, te dejo un abrazo

Dezpierta dijo...

Querida Maria Lucrezia, estoy de acuerdo contigo: la maldad humana está llegando a límites nunca vistos, y eso que no nos enteramos ni de la mitad de las maldades. También hay rumores de que en Israel se comercia con órganos de palestinos y no me extrañaría nada. Muchos de los judíos cabalistas piensan que los goyim (aquellos que no son de raza judía) no llegamos ni a humanos, somos como animales y que pueden utilizarnos a su antojo.

Pero como tu dices, dan ganas de que Dios acabe con todo. Pero Él nos ha hecho una promesa y es que muy pronto volverá a acabar con la maldad, destruirá este mundo y a los que sólo se aman a si mismos y creará una tierra nueva en la que ya no habrá más dolor, ni más llanto y nos la regalará por la eternidad.

Que Dios te bendiga.

joanel dijo...

Que problema por haiti

Publicar un comentario