Zapatero, el hijo del viento


EUROPA PRESS

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó ante el plenario de la Cumbre del Clima de Copenhague, en la que participa junto a más de 120 jefes de Estado y de Gobierno, que ni Estados Unidos ni China pueden fallar "en esta cita histórica" ni "pueden eludir su responsabilidad ante el mundo". 

"Necesitamos un acuerdo aquí y ahora", recalcó al tiempo que instó a las naciones a pasar de las eras energéticas del carbón y del petróleo a otra basada en el ahorro y la eficiencia, las energías renovables, el esfuerzo tecnológico y la democratización de la capacidad de producir energía. "En el fondo todos deseamos un acuerdo suficiente" para luchar contra el cambio climático.

 Aseguró que esta cumbre "no es un debate entre pobres y ricos" sino para elegir entre la visión a largo plazo, "que siempre es la que prevalece" o la "atadura estéril ante una visión inmediata" o entre gobernar el mundo y la tierra "juntos" o dejar que cada uno intente salvarse a si mismo "sin ninguna posibilidad de sobrevivir". "Si estamos aquí es porque sabemos que la respuesta es reducir de manera contundente las emisiones de CO2", dijo al tiempo que admitió que supone un "esfuerzo colectivo" para muchos países, pero también "un camino de progreso sostenible y avance colectivo".

"Seamos leales con nuestro pueblos, con nuestros compatriotas. Tenemos que lograr unir el mundo para salvar la tierra, nuestra tierra. Nuestra tierra, en la que viven pobres, demasiados pobres, y ricos, demasiados ricos. La tierra no pertenece a nadie. Salvo al viento".

"No esperemos más tiempo. Es absurdo -insistió--. Si fracasamos, todos perderemos para volver a empezar e intentarlo de nuevo porque tenemos que abordar este gran problema". 

Fuente 1

Fuente 2

Nota dezpierta: Una vez más, en otro de los discursos de otro líder que sirve a los intereses de la élite, se vuelve a hablar de gobernar el mundo y la tierra juntos, unir al mundo para salvar la Tierra, esfuerzo colectivo... Y una vez más se urge a los dirigentes para que se tomen las decisiones YA ("Necesitamos un acuerdo aquí y ahora").

Pero si hay una frase que ha llamado la atención, quizás por su tinte poético, romántico y melancólico, ha sido: "La Tierra no pertenece a nadie. Salvo al viento".

En primer lugar, si lo miramos desde el punto de vista de un Ateo, la Tierra debería pertenecer a la humanidad y a los animales y plantas que la habitan. Podría haber dicho: La Tierra no sólo nos pertenece a nosotros.

Para alguien que cree en los extraterrestres podría haber sido: La Tierra no nos pertenece a nosotros, sino a "ellos".

Pero la realidad es que la élite si cree que la Tierra les pertenece: pero sólo a ellos, a ese pequeño grupo de poderosos y riquísimos individuos (por no llamarlos de otro modo), pero claro no van a decir eso en un discurso.

Señor Zapatero y compañía: La Tierra no pertenece a nadie. Salvo a Dios. Y el vendrá a destruir a aquellos que se creen dueños de la Tierra y la destruyen a su antojo para obtener beneficios de ella.

Apocalipsis 11:18 Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.

Que Dios os bendiga.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada