Funvax, la vacuna contra el fundamentalismo religioso

FunVax es una vacuna que “cura” el fundamentalismo religioso. Inhibe el VMAT2 el llamado “gen de Dios” que hace que la gente sea propensa a tener experiencias espirituales. Aunque FunVax ha traído estabilidad a varios países en el Oriente Medio y es actualmente responsable de las manifestaciones pro-democracia en todo el Oriente Medio, creemos que es un peligroso precedente para el futuro.. También nos preocupamos de que FunVax se extienda a Países Occidentales e interrumpir el sistema de creencia en los EE.UU y Europa.

¿Cómo funciona ?

A la vuelta del siglo, un gen llamado VMAT2 fue descubierto. Este gen llegó a ser conocido como el gen de Dios. El gen de Dios predispone a las personas tener experiencias espirituales. Las personas que son fundamentalistas tienen una sobre-expresión del gen VMAT2. Los científicos del Departamento de Defensa utilizó esta información para crear una vacuna contra el fundamentalismo religioso.
Fue una vacuna viral que se propaga a través del aire y está diseñada para inhibir el gen VMAT2 haciendo que la gente sea menos religiosa. Tomó a los científicos del gobierno 5 años en perfeccionar la vacuna, en 2009 fue probada en Irak. Más tarde en Irán. El presidente Obama ha autorizado la liberación de FunVax a cada país musulmán. Pero, ¿por qué lanzarla en los Estados Unidos?

FunVax tiene éxito, pero tiene que ser parado. El gobierno está sustituyendo el libre albedrío con pensamientos programados.

A continuación os dejo una conferencia del creador de la vacuna, fechada el 13 de Abril de 2005, en el Pentágono hablando sobre el FunVax.

El descubridor de esta noticia fue Joey Lambardi:



WEB

Nota dezpierta: Creería imposible la existencia de esta vacuna si no hubiera visionado el vídeo de arriba.

Pero, ¿existe dicho gen llamado el gen de Dios? y si existiera ¿puede ser alterado o manipulado?

La cuestión es que, en contra de la tónica del artículo, la realidad es que Funvax no es una vacuna sino un virus que modifica nuestro código genético o al menos inhabilita alguna parte de él.

¿Se puede llegar más lejos que soltar un virus que no te mata físicamente pero que lo hace espiritualmente?

"
Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno."(Mateo 10:28)

El mismo Jesucristo nos advirtió contra aquellos que pretenden quitarnos nuestra espiritualidad. Claramente se refería al Engañador, a Satanás, pero estos hombres están sirivendo al plan maestro del capitán de los ángeles caídos.

Estos indivíduos no tienen el más mínimo remordimiento de tratar de arrancar la parte espiritual del ser humano. Si fuera por ellos nos convertirían en zombies consumistas y escalvos del capitalismo, si es que no lo han conseguido ya.

Lo cierto es que no es necesaria una vacuna o virus para erradicar la religiosidad. En los países occidentales, la espiritualidad ha sido extirpada mediante la laboriosidad, el ocio, la televisión, internet, el sexo, la comida, las drogas... Mientras que en medio oriente, las naciones han blindado a la sociedad, en contra de la contaminación atea del "primer mundo" y es por eso que se necesitan métodos más invasivos o físicos.

Así que tranquilos, por mucho que seamos expuestos al Funvax, no conseguirá hacernos menos espirituales de lo que somos.

¿Quiere decir esto que estamos destinados a dejar de creer en Dios? No. Por mucho que seamos infectados por la maldad de este mundo decadente, Dios siempre nos da la oportunidad de aferrarnos a Él y a Su Palabra por mucho gen que traten de inhibirnos.

Lo que está claro es que existe una lucha contra la religión, una lucha contra Dios, y todo aquél que desee cumplir la voluntad de Dios será llamado fundamentalista.

Ser religioso ya no será una opción, sino que será un fallo genético determinado por la existencia de un gen (que no creo que exista).

Ser religioso será un problema, una enfermedad mientras que la depravación sexual se convertirá en una opción más.

"
¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!" (Isaías 5:20)

Está bien claro que existe una persecución real hacia todos aquellos que no estén dispuestos a seguir las normas sociales si éstas acarrean la negación de alguno de sus principios religiosos. Han empezado con el mundo musulmán, con la religión islámica, religión que ellos crearon y se han preocupado de radicalizar para ejemplificar que el fundamentalismo es el mal del siglo XXI.

Que Dios nos proteja en estos difíciles momentos que se aproximan.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada