El Papa recupera la tiara

El domingo 13 de Octubre de 2010, en la plaza de San Pedro, en Roma, Benedicto XVI estrenó su nuevo escudo de armas. El tapiz colgado de la ventana incluía una novedad que ha generado ciertas suspicacias. El Papa ha recuperado para su emblema la (opulenta) tiara en sustitución de la (menos opulenta) mitra que adoptó al iniciar su pontificado. Se desconoce a qué obedece el cambio.

El teólogo José María Castillo considera que la novedad supone un retroceso. "Lo que cualquiera puede pensar es que el Papa elimina un signo claramente religioso [la mitra] y lo sustituye por uno estrictamente político [la tiara], que es imperial y, por tanto, autoritario".

Recuerda este teólogo que Pablo VI dejó de usar la tiara, una inmensa corona de tres niveles con multitud de piedras preciosas incrustadas, y la silla en la que era llevado sobre los hombros. Fue en 1963, tras el Concilio Vaticano II. Pero la tiara siguió en los escudos papales. Al teólogo Juan José Tamayo también le disgusta el cambio: "Este Papa es amigo de recuperar símbolos que le vinculan a la Edad Media". Y explica que la tiara representa los tres poderes que detentan los Pontífices: el magisterio (definir qué es la verdad), santificar (perdonar los pecados y administrar los sacramentos) y gobernar (la Iglesia).

Fuente: ELPAIS

Nota dezpierta: Sé que esta noticia es antigua pero creo que es importante que quede reflejada en el blog.

Para algunos la Iglesia católica está decrépita y ha perdido su poder y su influencia. Los casos de pederastia y corrupción parecieran amenazar la estabilidad del Papa, y algunos se atreven a asegurar que está próxima la caída total de la religión y el emerger de la "razón".

Nada más lejos de la realidad. Las filtraciones sobre abusos sexuales parecieran hacer daño a la iglesia católica, pero el resultado, por el contrario, es un beneficio para el pontificado romano, puesto que muestra una debilidad que está siendo aprovechada para utilizar el victimismo que genera esa supuesta debilidad para apelar al cumplimiento de las profecías que dicen que la iglesia de Cristo sería perseguida.

Y aunque el artículo explica que no se sabe a qué se debe el cambio de escudo de armas, la realidad es que esta acción si que tiene que ver con el cumplimiento natural y no forzado de la profecía bíblica que se da en apocalípsis 13.

"Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo. Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad. Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?...

...Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón. Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada...Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase". (Apocalipsis 13:1-4...11,12...15)

Esa bestia, que fue herida de muerte durante la revolución francesa y sanó de su herida cuando le fue devuelto el poder por Mussolini, es el Vaticano. La otra bestia que surge de la Tierra es EEUU, que está restaurando el sistema medieval, a imagen y semenjanza del sistema político y religioso vigente en la Edad Media instaurado por la Iglesia Católica, en el que todo aquel que no adoraba al papa y tenía ideas diferentes hasta el punto de cuestionar a las autoridades era asesinado, ajusticiado o torturado.

Este nuevo sistema al que llamamos Nuevo Orden Mundial, comenzará de un modo más sutil en el control de las conciencias de los ciudadanos, pero no tardará mucho en aplicar la dureza y el bestialismo de la época medieval.

Pero el instigador de este Nuevo Orden Mundial, por orden del Dragón, es el Vaticano, que muestra ya sus intenciones de gobernanza política, religiosa y moral con su tiara real. Ya no importa que sean desveladas sus intenciones porque la partida está ya definida y el jaque es inevitable.

Pronto veremos como se cumple la profecía, y podremos observar sin dudas como se desvela el cuadro presentado en el Apocalípsis, ya no cabrá discusión alguna porque los actores principales mostrarán sus verdaderas intenciones, tal como lo ha comenzado a hacer su "Satanidad" el Papa Ratzinger.

Agradezco a mis amigos, en este caso a Titu, por la colaboración que me prestan.

Que Dios os bendiga.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada